domingo, 21 de mayo de 2017

Autofelación, una práctica sexual difícil, pero no imposible

La autofelación es una forma de masturbación masculina que consiste en estimularse oralmente el propio pene. El acto a menudo ha sido considerado como una leyenda urbana, debido a la dificultad de su realización. Sin embargo, hay hombres lo suficientemente flexibles como para realizarla.

Pequeña escultura de una autofelación.
La autofelación tiene una historia antigua. Arqueólogos han encontrado jeroglíficos y pinturas antiquísimas que muestran a hombres con sus propios penes en la boca. El académico David Lorton dice que muchos textos antiguos vinculan la autofelación con la religión practicada en Antiguo Egipto. Se dice que el dios del sol Ra creó al dios Shu y a la diosa Tefnut practicando la autofelación y salpicando su semen en el suelo.

Aspecto físico
Pocos hombres tienen la flexibilidad y/o el pene lo suficientemente largo como para realizar la autofelación.

Sin embargo, se cree que a través de entrenamiento físico como gimnasia, contorsión o yoga se puede facilitar el proceso y hacer posible realizar la autofelación. Alfred Charles Kinsey reportó en su Informe Kinsey que menos del 1% de los hombres pueden tener contacto oralmente con su pene, y que solo 2 o 3 de cada mil pueden realizar la autofelación.

Anteriormente, la autofelación fue considerada por la psicología conductista como un «problema» en lugar de una práctica sexual.
Publicar un comentario