sábado, 13 de mayo de 2017

El café, mejor con sal...

Añadir sal al café suena como un accidente al beber esta adictiva bebida, sin embargo, un grupo de científicos han descubierto que este hábito es beneficioso para apreciar su sabor.

El café sin lugar a dudas es la bebida más ingerida en todo el mundo. Genera ciertos efectos en las personas, algunos de ellos son:
  • Suprime el sueño: La cafeína bloquea el receptor de la adesina. Esta molécula contiene propiedades sedantes ocasionando que nos de sueño. 
  • Mejora la efectividad: Esta bebida te da mayor concentración y energía para completar las actividades durante el día. Según los científicos, el café tarda cinco minutos en hacer efecto. 
  • Aumenta la adrenalina: Cuando se ingiere café se aumenta la actividad celular debido a la falta de sueño. Esto es ocasionado por la glándula pituitaria que percibe esta situación como un tiempo de alerta desarrollando adrenalina. 
Qué sucede cuando agregamos sal al café
Por naturaleza el café es amargo, a ciertas personas les gusta de esa forma mientras que otras optan por añadir azúcar o edulcorantes para mejorar su sabor.

Si eres una de ellas te presentamos una razón más sencilla de ocultar ese sabor amargo. De acuerdo a un estudio publicado en la revista VinePair, añadir un poco de sal al café mejora considerablemente el sabor y disminuye el sabor tan fuerte de la bebida.

Esto ocurre porque la sal contiene muchos iones de sodio, los que se encargan de disminuir la amargura de la bebida y potenciar su sabor. El mineral se puede agregar cuando el café esté molido o directamente en la taza.

Sin embargo, los expertos advierten que esto no se debe realizar con frecuencia. Solo se debe añadir sal a tu café cuando esté muy amargo, y siempre debe ser una pizca.



Publicar un comentario