viernes, 26 de mayo de 2017

El misterioso teléfono que lanzará el creador de Android

El pasado mes de marzo, Andy Rubin, cofundador de Android, nos dejó ver por primera vez parte de su nuevo, misterioso y esperadísimo smartphone. Desde entonces, sin embargo, no hemos vuelto a saber nada de este proyecto que nace con el respaldo de la nueva compañía de Rubin, Essential Products Inc. Pero eso hoy ha cambiado. La empresa ha publicado hoy en su cuenta oficial de Twitter el siguiente mensaje, en el que viene a decir que "algo grande" llegará el 30 de mayo:


Quizás te parezca muy osado asegurar que se tratará de algo relacionado con el teléfono, pero es que, horas después de este primer anuncio, la marca volvió a tuitear, esta vez con la silueta que ilustra este artículo. La tienes al completo a continuación:


Lo que ahora nos queda por saber exactamente es si realmente se trata de información jugosa e interesante relacionada con este teléfono que todos deseamos al fin conocer. ¿Veremos una imagen completa del equipo? ¿las especificaciones del smartphone? ¿se encargará directamente de anunciarlo?

Según se ha rumoreado hasta ahora, Essential se centrará en la creación de una línea de tablets conectadas, teléfonos inteligentes y software móvil. Los prototipos de los smartphones que maneja son supuestamente más grandes que el iPhone 7 Plus, cuentan con un diseño sin marco y lucen espaldas de cerámica. También se dice que los dispositivos contarán con una tecnología similar al 3D Touch de pantalla de Apple y que apostarán por la carga magnética; hasta se ha llegado a apuntar que el equipo parece ser más una competencia directa hacia el terminal de Apple que a otros teléfonos del segmento androide.

Imagen que mostraría el misterioso teléfono en funcionamiento
Tal vez todas estas cualidades se vean confirmadas o desmentidas el próximo martes. O tal vez nos estemos montando una gran película y nuestro gozo se quede en un profundo pozo cuando la firma finalmente nos cuente "eso grande" que se trae entre manos. Suerte que solo en cuatro días salimos de dudas. Qué agonía.



Publicar un comentario