miércoles, 31 de mayo de 2017

El presidente español votó en contra de su propio proyecto

El presidente del gobierno español pulsó el botón equivocado a la hora de votar una ley presentada por un diputado aliado.


El Congreso español se enfoca en estos días en el debate y la aprobación de los presupuestos presentados por el gobierno y el Partido Popular (PP, oficialista) necesita hacer alianzas para alcanzar la mayoría absoluta.

Para alcanzar los 176 votos que se necesitan, el PP logró un acuerdo con Pedro Quevedo, el único diputado del partido Nueva Canarias (NC, centroizquierda), quien ha conseguido que el gobierno destine, entre otras cosas, 200 millones de euros al archipiélago a cambio de su voto.

Justamente esta mañana se debatía en el Congreso una ley presentada por Nueva Canarias, que establece un convenio de renovación urbana para las calles Atalaya y Becerril.

Tanto NC como el PP habían pactado aprobar esta ley pero a la hora de la votación, hubo un voto en contra desde el oficialismo: el del presidente Mariano Rajoy.

El mandatario no se oponía a la ley pero a la hora de pulsar el botón para manifestarse a favor se equivocó. Al ver el resultado (328 votos a favor, uno en contra y 19 abstenciones) y la silla que aparecía en color rojo, el congreso estalló en aplausos y risas.


El propio Rajoy se dio cuenta del error y apareció riendo en cámaras junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.





Publicar un comentario