viernes, 26 de mayo de 2017

En 5 años se producirá la "muerte" de los teléfonos celulares

Llegará un día en que los 'smartphones' desaparecerán. Quedarán obsoletos, se convertirán en vestigios del pasado como las cámaras de película. Esta visión del futuro la comparten ya varios expertos del ámbito tecnológico que pronostican que dentro de 5-10 años llegará a su fin el mundo de los dispositivos inteligentes.


La sustituirá otra tecnología que ya está siendo desarrollada por empresas tecnológicas como Amazon, Facebook, Microsoft o innovadores como Elon Musk: la realidad aumentada.

Así, Facebook ya presentó un prototipo de gafas de realidad aumentada y cuenta con un plan de 10 años para deshacerse de las pantallas físicas. Microsoft, por su parte, presentó en el 2015 Hololens, un dispositivo que combina elementos del mundo físico con elementos virtuales, lo que hace que sea posible tomar un café con el holograma. Mar González, de Microsoft Research, recalca que con este sistema no hace falta tener un celular, ya que uno puede "simular uno y ya está". A su vez, varios expertos afirman que Apple busca desarrollar una 'app' de cámara integrada con realidad virtual para sus próximos aparatos.

Información "no intrusiva"
Aldis Sipolins, director de Realidad Virtual en los laboratorios de IBM, aclara que la realidad aumentada tiene "infinitas" aplicaciones y que no es solo "la siguiente plataforma de moda", sino "la plataforma definitiva". Asevera que permitirá "ofrecer información de manera no intrusiva", es decir uno no tendría que distraerse para recibir la información, ya que llegará directamente a los ojos. Por ejemplo, un turista no necesitaría cada vez consultar el móvil para ver si va por la dirección correcta.

Visitante utilizando unas gafas de realidad virtual durante el CeBIT, la mayor feria tecnológica del mundo, que se celebra en Hannover (Alemania)Los avatares sexuales, ¿la última forma de "venganza porno"?

Todas estas innovaciones que están siendo impulsadas por grandes compañías tecnológicas son los indicios de que los 'smartphones' estarían obligados a luchar por su supervivencia. Así lo piensa el director del Centro de Cognición Aumentada de la Universidad de Berkeley (California, EE.UU.), Allen Yang. Indica que en los próximos años el teléfono inteligente se convertirá en "un subconjunto" de la realidad aumentada y que el dispositivo del futuro tendría que contar con una alta capacidad óptica, tecnologías de comunicación y características de un 'wearable'.

Y este 'wearable' pueden ser lentes de contacto. Alan Craig, director del Instituto de Computación en Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad de Illinois (EE.UU.), opina que las lentes tendrían el potencial de no solo cambiar el entorno físico, sino para 'materializar' en la realidad aumentada los pensamientos del usuario.
Conexión directa con el cerebro
En este sentido, Yang remarca que la realidad aumentada facilitaría el desarrollo de áreas como la bioingeniería, "que acercará cada vez más la información a nuestros cerebros". De hecho ya se están realizando labores en esta dirección. Elon Musk, empresario y propietario de Tesla y SpaceX, presentó en marzo pasado Neuralink, el proyecto que busca conectar el cerebro humano a ordenadores, al permitir a las personas comunicarse directamente con las máquinas sin recurrir a una interfaz física.

Estas innovaciones al ser exitosas aparentemente van a hacer que el 'smartphone' parezca un objeto obsoleto. Lo que nos espera puede ser "el génesis de Internet", como sostiene Craig.



Publicar un comentario