domingo, 7 de mayo de 2017

Hufu, la carne humana sintética especial para caníbales

El Hufu (acrónimo de human tofu) era un producto alimenticio falso. Supuestamente estaba compuesto por un tipo de soja que estaba diseñada para parecerse a la carne humana tanto en el sabor como en la textura. La página web en la que se comercializaba el hufu (eathufu.com) estuvo operativa desde mayo de 2005 hasta junio de 2006, cuando fue cerrada. Los creadores afirmaron que Milla Jovovich acuñó el término después de oír hablar del desarrollo del producto durante el Eurostar de Londres a París. Aunque desde el comienzo los creadores de Hufu plantearon el producto como una broma de mal gusto muchísima gente estuvo interesada en adquirirlo.

El Hufu fue promocionado como "la alternativa saludable a la carne humana" para "caníbales que quieren dejar el hábito", aunque originariamente fue inventado para que los estudiantes de antropología sintieran la experiencia del canibalismo. Su sitio web anunciaba que hufu también era "un alimento muy conveniente para los caníbales. ¡No más viernes por la noche cazando! Quédese en casa y disfrute del delicioso sabor de hufu".

Mark Nuckols (fundador y CEO de Hufu, LLC) –entonces estudiante en Tuck School of Business– afirmó que el concepto de Hufu se le ocurrió cuando estaba comiendo un sándwich de "tofurkey" (sucedáneo de pavo hecho con tofu) mientras leía "Good To Eat: Riddles of Food and Culture", un libro sobre el canibalismo escrito por el antropólogo Marvin Harris.1

Samantha Bee ha entrevistado a Nuckols en el programa The Daily Show. En la entrevista, dijo: "Creo que una gran parte del placer de comer el producto Hufu, es imaginar que estás comiendo carne humana. En ese momento, usted puede unirse fraternalmente a los caníbales... Si realmente quieren experimentar lo más cerca posible una experiencia de canibalismo, Hufu es su mejor opción". Nuckols también fue entrevistado por una variedad de programas de radio y medios impresos, incluyendo The Harvard Crimson y The Stanford Daily.

La página oficial de Hufu fue cerrada en agosto de 2006, cuando aparecieron multitud de quejas en organismos de defensa del consumidor y denuncias por estafa (muchos habían pagado pero nadie había recibido el producto). Según Mark Nuckols, cerró el sitio web simplemente porque "el mundo ha dejado en el pasado el hufu, y el sitio web era demasiado caro para mantenerlo".

El misterio que rodea al asunto hace pensar en que todo fue en una nueva forma de activismo artístico o una broma de mal gusto que llegó demasiado lejos.
Publicar un comentario