jueves, 4 de mayo de 2017

Microsoft dice que los celulares (todos, no solo Windows Phone) están muertos

Microsoft da por muerto el teléfono celular al menos tal y como lo conocemos hasta ahora. Cierto es que la industria apunta nuevas tecnologías que pueden dar un vuelco al segmento a largo plazo, pero hay que preguntarse si las declaraciones de los altos directivos de Microsoft se corresponden con la realidad o pretenden disimular la situación de la compañía en el mercado del móvil.


Hace unos días, el CEO Satya Nadella dijo “estar seguro que Microsoft volvería a hacer más teléfonos móviles”. La diferencia es que “no se parecerían a ningún dispositivo que hubiera en el mercado”.

Remachando la opinión del jefe, Yusuf Mehdi, vicepresidente corporativo para el grupo de Windows y dispositivos, habló con Bloomberg en los mismos términos: “no vamos a comercializar otro dispositivo que alguien ya haya hecho”.

Para cerrar el círculo, Alex Kipman, uno de los grandes técnicos de Microsoft y responsable de la plataforma de realidad mixta, HoloLens, ha ido más lejos al asegurar literalmente que “el teléfono está muerto, simplemente la gente todavía no se ha dado cuenta”.

Según Kipman, las nuevas generaciones de “móviles inteligentes” serán completamente diferentes de los dispositivos que están disponibles en el mercado hoy en día, apoyados en tecnologías de realidad mixta e incluso reemplazados por esta tecnología.

El futuro no está escrito y quién sabe lo que nos deparará. El problema de Microsoft es que estas declaraciones se producen desde la irrelevancia en el segmento del móvil y no habrá pocos usuarios que piensen que lo que está muerto es la plataforma móvil de Microsoft y no los móviles.

Apple dice que el móvil no está muerto
A corto plazo, el smartphone es el gran dispositivo del mercado. Las ventas de smartphones aumentaron un 4,3 por ciento en el primer trimestre de 2017 hasta 347,4 millones de unidades y se prevé entregar 1.500 millones de unidades a lo largo del año.

Contradiciendo la opinión de Microsoft, se posiciona Apple con datos brutales. Solo en el último trimestre fiscal ha vendido 50,76 millones de iPhones, generando ingresos por 33.200 millones de dólares. El iPhone ya supone el 63% de los ingresos de Apple y más que eso: los beneficios generados por la venta de iPhone superan -por mucho- los beneficios generados por todas las divisiones de negocio de Microsoft. Y eso que el móvil está muerto…




Publicar un comentario