martes, 23 de mayo de 2017

Una inteligencia artificial crea nuevos colores con nombres completamente absurdos

La cosa va más o menos así: la científica Janelle Shane crea un algoritmo llamado char-rnn, le da una lista de 7.700 colores con sus valores RGB —rojo, verde, azul— y espera que dicha inteligencia artificial le devuelva nuevos colores con “nombres atractivos”.


“La primera conclusión es que a esta inteligencia artificial realmente le gusta el marrón, el beige y el gris”, declara la científica. “La segunda es que los nombres que les ha puesto a los colores son terribles”.

¿Cuán terribles? Ahí va una muestra: Fluye-bollo, Culo Banco, Estrella-tonta, Lavabo, Madera-idiota, Luz de Explosión (WOW), Caca Sindis, Gris Púbico, Droga, Deshuesadora Azul, Burbujeo Imbécil y, la última pero no por ello la peor, Frijol Apestoso.

Oh, el algoritmo también ha generado nombres ininteligibles como Caae Brae o Saae Ble.

Llamanos clásicos, pero nosotros preferimos pintar nuestra habitación de rosa ceniza, azul marino o, por qué no, un simple y llano blanco.



Publicar un comentario