martes, 20 de junio de 2017

EEUU: La policía mató a una mujer embarazada que denunció un robo en su propia casa

Charleena Lyles, una mujer afroamericana de 30 años, embarazada y madre de 3 hijos llamó a la policía el pasado domingo para informar sobre un robo en su domicilio en Seattle, Estados Unidos. Una llamada que terminó con la muerte de Lyles tras los disparos de la policía al poco de llegar a su domicilio. Según los dos agentes encargados de cubrir el caso, la mujer sacó un cuchillo durante la visita de la policía. 

Sin embargo, su caso ha provocado la indignación en Estados Unidos, ya que muchos consideran que se trata de otro caso más de uso de la fuerza contra la población afroamericana.

“Había varios niños dentro del apartamento en el momento de los disparos, pero no resultaron heridos”, dijo el departamento de policía en un comunicado. “Están siendo atendidos por otros miembros de la familia en este momento”, añadieron.

La familia de la fallecida ha explicado que Charleena tenía problemas mentales y ha denunciado la brutal reacción por parte de los dos agentes. “Cuál es la razón para usar tal fuerza letal?”, declaró Erneshia Jack, prima de Lyles según recoge The Guardian. “Hay muchas maneras para someter a alguien sin disparos. Ella no es grande, no es intimidante...Ella llama, vais a su casa y la matáis”, añadió. “No sé si mi hermana tenía un cuchillo o no, e incluso si lo tenía, era pequeña,” explicó su hermana, Monika Williams. “ No había ninguna razón para que dos policías entrenados tuvieran que dispararle”.

Según varios estudios científicos, las personas con enfermedades mentales y discapacitados son víctimas de la brutalidad policial en tasas mucho más altas que el resto de la población. A pesar de que los negros constituyen el 13% de la población estadounidense, fueron vítimas de los homicidios policiales en el 26% de los casos de 2016.

Por el momento, los dos policías se encuentran suspendidos de empleo mientras se aclaran las causas del incidente. El alcalde de Seattle, Ed Murray, dijo en un comunicado que el tiroteo es una “tragedia para todos los involucrados” y prometió que el incidente sería “totalmente investigado”.



Publicar un comentario