jueves, 8 de junio de 2017

Fluent design, el nuevo diseño de Windows 10 también llegará a las páginas de Internet

En la pasada conferencia Build 2017, Microsoft desveló el nuevo nombre del que hasta entonces era conocido como Project Neon. Fluent Design es la nueva apuesta para rediseñar el ecosistema bajo unas mismas guías que se apliquen al sistema operativo, a las aplicaciones y ahora también a la web.

El diseño Fluent Design se basa en unos componentes muy similares a lo que veíamos en Material Design de Google tanto en el móvil como en la web, como un diseño que da sensación de profundidad, movimiento fluido, orden y sobre todo que sea ligero y agradable a la vista. Este diseño llegará al sistema operativo en primera instancia con la Windows 10 Fall Creators Update, y ocupará el sistema operativo por completo con Redstone 4, la siguiente gran actualización que llegará en marzo.

Además de llegar al sistema operativo, Microsoft está integrando este nuevo diseño en la web. La propia compañía ha mostrado cómo quedaría este nuevo diseño en la página web oficial de Microsoft.com, así como en el panel de usuario o en la tienda. Incluso hay demos interactivas para que podamos disfrutar de este nuevo diseño, que cuenta con cuatro de los cinco elementos que componen Fluent Design (falta Scale, o tamaño).

La integración del nuevo diseño no será algo que ocurra de la noche a la mañana, y el proceso llevará todavía unos cuantos meses, no llegando por lo menos hasta el último trimestre del año. De momento, la integración se ha realizado en el framework de la web de Fluent Design, y podemos probar dos de estos cinco elementos en demos interactivas (Depth y Motion). Scale, Material y Light llegarán más adelante. De cara al sistema operativo, este nuevo diseño empezará a estar disponible en septiembre, cuando se lance Fall Creators Update.

Con este tipo de prácticas vemos que Microsoft se está tomando en serio la experiencia de uso de sus productos, sobre todo a nivel de web y a nivel de sistema operativo. La cohesión ha sido uno de los elementos más criticados en los últimos productos de la compañía, como ocurre con la gran disparidad de menús y opciones que hay en Windows 10, los cuales poco a poco se van integrando en el nuevo panel de Configuración.

Uno de los elementos que podría desaparecer de cara a Fall Creators Update es el clásico Panel de Control, el cuál desapareció del click derecho en el Menú de Inicio (o presionando Win+X), siendo este un pequeño primer paso para su desaparición. 


Publicar un comentario