sábado, 3 de junio de 2017

Revelan todo lo que vio un testigo en la caída de un OVNI en Roswell en 1947

Charlie Fogus, ayudante de un sheriff de la región, afirma que vio en 1947 cómo soldados estadounidenses arrastraban extrañas criaturas en Roswell, EE.UU., un lugar rodeado de misterio.


La ciudad estadounidense de Roswell, en Nuevo México, adquirió fama después de la supuesta caída en julio de 1947 de una nave extraterrestre. En aquel entonces un ayudante del sheriff, Charles Fogus, presenció la escena de uno de los incidentes más enigmáticos de la historia vinculados con los ovnis.

En el nuevo libro 'UFOs TODAY – 70 Years of Lies, Misinformation and Government Cover-Up' ('Los ovnis hoy: 70 años de mentiras, desinformación y encubrimiento gubernamental') se ha publicado la entrevista a Fogus en la que cuenta en detalle lo que vio con sus propios ojos. El diario británico 'The Mirror' ha obtenido este fragmento del editor Philip Mantle, exdirector de Investigaciones de la Asociación Británica de Investigación de Ovnis.


Cuando Fogus y el sheriff Jess Slaughter llegaron a Roswell para recoger a un prisionero y alcanzaron el lugar donde, según posteriormente rezó la versión oficial, se estrelló un globo meteorológico de la Fuerza Aérea de EE.UU., vieron unos 300 o 400 soldados.

"Estaban arrastrando una criatura grande", describe Fogus las acciones de los militares. La criatura "se parecía exactamente a la que vemos por la tele, con ojos grandes". En el cañón había "una cosa redonda grande" de unos 30 metros de ancho que los soldados llevaron del sitio en un camión.

John H. Glenn, el primer astronauta estadounidense que orbitó la Tierra, observa un Dispositivo de Entrenamiento Celestial (globo terráqueo) antes de su vuelo."El fenómeno ovni es real": Los astronautas de la NASA que creían que los alienígenas nos visitan

Fogus afirma haber visto unas cuatro criaturas extrañas. Según su testimonio, la mayoría estaban tapadas y asegura que vio las piernas de algunas de ellas, que "se parecían a las nuestras". Con una altura de un metro y medio, las criaturas tenían la piel de un color que tendía a marrón, "como si hubieran pasado demasiado tiempo bajo el sol".

Los militares sacaron los cuerpos del lugar y los llevaron en camiones. Fogus y Slaughter pasaron unos 20 minutos allí, tras lo cual les dijeron que abandonaran el sitio.

Razonando sobre lo visto, Fogus sostuvo que "el Gran Padre no solo creó este planeta, los creó a todos ellos". A su modo de ver, los seres extraños eran de otros planetas, adonde los puso el "Gran Padre […] al igual que nos puso a nosotros" en la Tierra. "Son más inteligentes que nosotros. Ellos pueden venir de allá para acá, pero nosotros no podemos ir desde aquí hasta allá", indicó.




Publicar un comentario