viernes, 16 de junio de 2017

Una posible multa de 8.100 millones de euros a Google

La Unión Europea y las empresas tecnológicas extranjeras no se han llevado bien durante la última década. Desde la UE se mira con lupa a empresas como Amazon, Facebook, Apple o Google a la hora de cumplir la legislación europea, ya que en muchas ocasiones la incumplen en materia de impuestos o en cuestiones de abuso de poder de mercado.


Google contra la Comisión Europea: ¿multa récord?
El caso contra Google lleva ya dos años dirimiéndose, y ahora al parecer la Unión Europea está a apenas unas semanas de determinar una multa histórica en la Unión Europea de hasta 8.100 millones de euros a Google, el 10% de sus ingresos el año pasado, unos 90.270 millones de dólares. Esto superaría con creces la anterior multa récord registrada a Intel en 2009, que alcanzó los 1.060 millones de euros.eu-googleEl origen de la multa tiene que ver con una supuesta posición de abuso de poder en el mercado que Google aprovechó para promocionar su servicio de Shopping para comparar precios frente a otras soluciones de la competencia, con páginas como Foundem.co.uk o Kelkoo.com.

Además de recibir la cuantiosa multa, se vería obligada a cambiar la forma en la que interactúa con su servicio de comparación de precios y las soluciones de terceros y a tratar su comparador de la misma manera que a los demás aumentan su visibilidad. La decisión de la Unión Europea podría alentar también a estas empresas u otros entes a pedir indemnizaciones a Google por daños y perjuicios en suelo europeo.

La Unión Europea intenta velar por la libre competencia
Entre algunas de las medidas que se tratan para potenciar a otras páginas de terceros se encuentra promocionar los anuncios de esas páginas en el buscador, aunque en palabras del Consejero General de Google, Kent Walker, “esto simplemente sería potenciar servicios que son menos útiles para los usuarios”. Las quejas de la posición dominante vienen desde la propia Unión Europea y de Estados Unidos, tanto de empresas pequeñas como grandes. Y no sólo para su servicio de compras, sino también a la hora de posicionar noticias y medios.

El caso comenzó a investigarse en 2010, y en 2014 las pruebas presentadas por Google fueron consideradas como insuficientes, lo que llevó a una acusación formal por parte de la Unión Europea en 2015, y que podría resolverse en unas semanas con la multa histórica. En Estados Unidos, Google aceptó los cambios solicitados de manera voluntaria en 2013 y el caso no fue a más.

En el caso de que Competencia multe a Google, el gigante podría todavía recurrir la multa ante el tribunal supremo de Luxemburgo, en una batalla legal que podría durar varios años, alargando el tiempo en el que tendría que pagar la multa récord. Otras investigaciones de la UE a Google tienen como protagonistas a Android, el sistema operativo móvil, y a Adsense, su sistema de anuncios.

Recordamos que Apple fue condenada a pagar 13.000 millones de euros en impuestos atrasados en Irlanda, pero técnicamente no es una multa, sino pagar lo que debería haber pagado.



Publicar un comentario