sábado, 1 de julio de 2017

El curioso reality japonés donde no pasa absolutamente nada

Terrace House es un reality japonés que fue emitido entre 2012 y 2014. Los seis participantes no están encerrados en una casa haciendo pruebas raras. Ni gritos, ni peleas forzadas, ni apariciones estelares de famosos. Nada que ver. Sí, son grabados 24/7, pero todos ellos, mientras comparten un piso, siguen haciendo su vida: trabajan, van a la universidad, preparan la comida y charlan sobre la vida con una copa en la mano por las noches.


Esencialmente, en Terrace House nunca pasa nada. Sorprendentemente, la gente no puede parar de verlo. "Aunque el programa no va de nada, no puedo parar de verlo, y pienso en él constantemente", decían en Cosmopolitan.

Desde principios de este año el programa está disponible en Netflix, y sus fans no paran de multiplicarse.

"Supongo que me atrajo porque crecí con reality shows como The Hills y Laguna Beach, y Terrace House tiene algo similar, pero con la parte rara y tímida de los japoneses", explica Natalie, una chica de 25 años de Vancouver, a Paper Magazine. "Creo que seguí viéndolo porque me intrigaba mirar un reality show de cómo personas de una cultura diferente eligen comunicarse entre ellos".


"Me fascina, especialmente la parte de las diferentes culturas, sobre todo en términos de roles de género en relaciones heterosexuales y algunas ideas tradicionales sobre el matrimonio".

Ahora los fans se están aliando online a través de Reddit para subtitular la temporada que lanzaron antes de que llegara Netflix. Así, Terrace House se está convirtiendo en un fenómeno de culto. Los foros se llenan de debates sobre diferentes teorías sobre el show y comparten opiniones sobre sus protagonistas.

Terrace House es al mismo tiempo la esencia de un reality y el anti reality. Es puro porque es la realidad, es la vida de un grupo de cualquieras haciendo lo que hace la gente normal. Es el anti reality porque todos los que hemos visto hasta ahora siempre estaban tan premeditados y guionizados que han pervertido la palabra "realidad".



Publicar un comentario