sábado, 22 de julio de 2017

Eliminar las bolsas de plástico no es tan bueno para el medio ambiente

Retirar las bolsas de plástico de los supermercados será bueno para los supermercados, pero no lo es tanto para el medio ambiente. Más bien, produce beneficios a los supermercados porque las bolsas solo se obtienen si se paga por ellas.

Bolsas de pago
Los dos supermercados más importantes de Australia, Woolworths y Coles, anunciaron que sus tiendas dejarán de ofrecer sus bolsas de plástico gratuitas dentro de los próximos 12 meses. En su lugar, los clientes podrán comprar una bolsa de plástico más duradera a 15 centavos cada uno, o simplemente traer su propia bolsa. Es una política que ya se aplica en otros países.

Los márgenes de los supermercados ya están sintiendo la presión de la deflación de precios, así que cobrar por un producto que antes se ofrecía gratuitamente es bueno para los supermercados.

Pero eso también sería bueno para el medio ambiente. Mientras que las bolsas de plástico representan sólo alrededor del 2% de la basura, hay ciertamente suficiente evidencia científica de que las bolsas de plástico presentan riesgos para la vida marina y obstruyen los cursos de agua.

Sin embargo, simplemente eliminar una bolsa de plástico, sin dirigir estos fondos a programas ambientales, no necesariamente resuelve el problema. Los compradores vuelven lentamente a los viejos hábitos, los gobiernos y los minoristas dejan de educar a los consumidores y las bolsas reutilizables pronto hacen su camino hasta llegar al agua y los vertederos.

Algunos compradores simplemente se olvidan de llevar bolsas reutilizables al supermercado. El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido encontró que la casa promedio del Reino Unido tenía 40 bolsas de plástico escondidas en casa. También una revisión parlamentaria de Australia meridional halló que solamente el 30% de los compradores reciclaba realmente sus bolsas reutilizables. Otro estudio estadounidense encontró que mucha gente todavía tiraba bolsas reutilizables.

En última instancia, pues, "prohibir la bolsa" es sólo el comienzo. Al igual que los minoristas del Reino Unido, los supermercados australianos podrían optar por canalizar algunos de los beneficios derivados de la bolsa reutilizable en programas comunitarios o grupos ambientales.

Los gobiernos australianos también necesitarán financiar campañas de educación continua para llamar la atención sobre las prohibiciones, alternativas y resultados. De lo contrario, lo de la bolsa de plástico de pago solo beneficiará mayormente a los supermercados.




Publicar un comentario