miércoles, 19 de julio de 2017

Tener un marido atractivo tiene consecuencias negativas

Vivimos en un mundo en el que las apariencias, la imagen corporal pueden ser una influencia importante en nuestras elecciones y comportamientos. Esa imagen es a veces moldeada o distorsionada por muchos factores, incluyendo medios de comunicación, padres, relaciones, incluso nuestros estados de ánimo.


Ahora, una nueva investigación de la Universidad Estatal de Florida señala otro factor: el atractivo de la pareja. De acuerdo con los resultados, publicados en Body Image, este puede ser una fuerza impulsora para perseguir un cuerpo más delgado, aunque esa motivación es muy diferente entre hombres y mujeres.

“Nuestros resultados – explica la autora principal Tania Reynolds en un comunicado – revelan que tener un marido físicamente atractivo puede tener consecuencias negativas para las mujeres, especialmente si creen que no son particularmente atractivas, lo que las lleva a perseguir dietas que no siempre tienen efectos beneficiosos”.

Sin embargo, esa motivación adicional a la dieta no existía entre las mujeres juzgadas más atractivas que sus maridos. En cuanto a los hombres, su motivación para la dieta era baja independientemente del atractivo de sus parejas o de la suya propia. El estudio analizó 113 parejas de recién casados (cuatro meses o menos). Cada participante completó un cuestionario enfocado en parte en su deseo de comer o tener un cuerpo delgado. Algunas preguntas incluyeron: Me siento extremadamente culpable después de comer o Me aterroriza ganar peso. Luego se tomaron fotografías del rostro y de cuerpo entero de ambos miembros de la pareja. Finalmente, otras personas, de diferentes ciudades y que no conocían a los voluntarios, evaluaron su atractivo.

“El análisis – añade Reynolds – sugiere que podría haber factores sociales que desempeñan un papel en los desórdenes alimenticios de las mujeres. Reconocerlos podría ser útil para identificar a aquellas en riesgo de desarrollar pérdidas de peso extremas o depresión, ansiedad y abuso de sustancias. Un próximo paso interesante para la investigación sería explorar si las mujeres están más motivadas a la dieta cuando están rodeados de amigas atractivas. Si entendemos cómo las relaciones de las mujeres afectan su decisión de alimentarse, podremos ayudarles mejor”.



Publicar un comentario