martes, 1 de agosto de 2017

Disminuye el número de personas que ve televisión

Como decía la canción la televisión “mató” a la estrella de la radio. Aquél tema de finales de los setenta fue una forma muy acertada de decir que el vídeo había acabado con el reinado de la radio, una situación que poco a poco se está volviendo a repetir, aunque en esta ocasión la víctima es la primera y el verdugo es Internet.


El numero de hogares que tiene una televisión ha vuelto a bajar en Estados Unidos, un dato muy interesante que debemos poner en relación directa con el número de horas dedicadas a ver contenidos en “la caja tonta”.

Las gráficas que acompañamos son muy claras y confirman que los sistemas de televisión están de capa caída.


Desde 2009 un 1,9% de los hogares de Estados Unidos ha decidido prescindir totalmente de dicho electrodoméstico y las horas que se dedican a ver contenidos en televisores han bajado de más de 60 a menos de 57 horas semanales.

¿Qué esta ocurriendo exactamente?
Hay dos posturas que parecen enfrentadas pero que en el fondo debemos valorar de forma conjunta. Por un lado se comenta que la llegada de smartphones y tablets ha canibalizado una pequeña porción del mercado de las TVs, ya que dichos dispositivos se pueden utilizar también para ver programas, series y películas.

Esta idea tiene sentido, pero no debemos olvidar que Internet y las posibilidades que ofrece el streaming y los contenidos bajo demanda también está pasando factura al mundo de la televisión tradicional.


Cada vez más usuarios y por tanto más hogares se están dando cuenta de que pueden hacerlo prácticamente todo  con sus ordenadores y sus dispositivos portátiles. Sobre ellos pueden centralizar su trabajo y sus ratos de ocio gracias a Internet, y por tanto la necesidad de disponer de una TV está siendo cada vez menor.

Somos conscientes de que la televisión no va a desaparecer a corto ni a medio plazo, pero nos encontramos en una etapa de transición y el desenlace está claro.




Publicar un comentario