jueves, 3 de agosto de 2017

Han conseguido que ratones con Alzheimer recuperen sus recuerdos

Uno de los primeros síntomas del Alzheimer es el olvido de cosas recientes, como una última conversación o dónde se han guardado los zapatos. Se cree que el cerebro se vuelve incapaz de almacenar nuevos recuerdos.

Sin embargo, en un estudio con ratones se ha observado que pueden ser recobrados. Es decir, no se habrían perdido sino que la enfermedad solo interrumpe en las primeras fases los mecanismos de recuperación. Estos hallazgos podrían cambiar completamente la comprensión de esta devastadora dolencia neurodegenerativa.

Publicado en la revista Hippocampus, la investigación explica que hicieron que se iluminará en color amarillo partes del cerebro cuando se almacenaba una memoria y que el cerebro brillará en rojo cuando se recordaba esa memoria.

A los roedores se les había dado a oler limón y después se les produjo una pequeña descarga eléctrica para asociar ambas memorias. Cuando a los siete días se les volvió a exponer al olor del limón, en los cerebros de los ratones sanos destelló la zona donde se había archivado la memoria y mostraron pánico. No sucedió lo mismo con los roedores enfermos, que no asociaron limón con miedo y no iluminaron ese grupo de neuronas.

Pero tras exponerlos a una técnica conocida como optogenética —que puede activar o desactivar con un láser de luz grupos de neuronas— comenzaron a expresar pánico al oler el limón.

Los resultados dan esperanzas para un posible fármaco futuro que revierta la pérdida de memoria en las primeras fases. Los autores matizan que solo se logró éxito cuando la enfermedad no había llegado a un estado avanzado, lo que en humanos sería un tratamiento eficaz para los dos o tres primeros años. Esta técnica, que todavía no se ha probado en personas, se debe ver si funciona en nuestros cerebros, mucho más complejos que el de los ratones. Pero deja al menos abierta un posible línea de investigación para una enfermedad hoy irreversible.



Publicar un comentario