sábado, 5 de agosto de 2017

Si te llama una anciana preguntado por Eusebio, corta inmediatamente

La llamada es de un número desconocido, y cuando descuelgas el teléfono es una anciana quien habla. Es una anciana, o al menos eso es lo que parece por la voz que escuchas, porque cuando llevas un rato escuchando lo que te quiere contar, entonces es cuando te das cuenta de que, evidentemente, la misión de la llamada no son las intenciones típicas de una persona de avanzada edad. Y te va a preguntar por Eusebio y engañarte para que no cuelgues, pero lo primero que deberías hacer es colgar en cuanto veas que no es alguien conocido.

Este tipo de locuciones se utilizan para bromas telefónicas, pero también para estafas. Si te llama alguien que no conoces, mucho cuidado porque sus intenciones podrían no ser buenas.

Es una nueva estafa, un engaño del que hasta ahora no habíamos oído hablar, pero que podemos dar por seguro que se repetirá con muchas otras potenciales víctimas a partir de ahora. La escena es tan simple como que recibimos una llamada de un número de teléfono que no tenemos registrado entre nuestros contactos –evidentemente-, y nada más descolgar oiremos la voz de una anciana. Habla de forma pausada, lenta, y fingiendo enterarse de forma parcial del hilo de la conversación. Es ella quien lleva el hilo, precisamente, y de diferentes formas intenta que digamos ‘sí’, en momentos muy concretos.

No es una anciana y no va a darte dinero: es una estafa, y quieren robarte

Lo que tú escuchas es la voz de una anciana que pregunta por Eusebio y que, según lo que te dice, quiere regalarte 5.000 euros. Está intentando hacerte pensar que llama a un familiar, y que como una ‘tierna abuela’ ha decidido darle parte de sus ahorros a este tal Eusebio. Pretenden que, viendo que la anciana no se entera de prácticamente nada, seas tú el que ‘te hagas el loco’ y aceptes los 5.000 euros que te ofrece como si, efectivamente, fueses Eusebio y estuvieses recibiendo este regalo de ‘tu abuela’. La anciana te pide en varias ocasiones que, sobre todo, ‘no cuelgues la llamada’.

Es una locución. Parece que estás hablando realmente con una anciana, pero es una locución. La intención de la llamada es recabar datos bancarios –con la excusa de hacerte un ingreso, o una transferencia- y, como te puedes imaginar, robarnos lo que tengamos. Como en otras estafas, en esta se utiliza la voz de la anciana para evitar la desconfianza de la potencial víctima. Así que mucho cuidado, y si te llama una anciana preguntando por alguien que no eres tú, y te ofrece dinero, que sepas que estás a punto de entrar por el aro de una estafa.




Publicar un comentario