miércoles, 19 de abril de 2017

Nueva colección de magníficos Wallpapers para tu teléfono







Gente un "poquito diferente"







Celebridades que perdieron muchos kilos







Las mas impresionantes medidas de seguridad jamás vistas







Princesas Disney en maravillosas versiones realistas








Chicas al volante







Mientras tanto en Australia







Humor aclarado







¿Por qué nos reímos en los momentos mas inapropiados?

Estás sentado en una concurrida sala de cine viendo la última película de terror, y a tu alrededor, el público parece realmente asustado. Pero por alguna razón, sus gritos y jadeos están repletos de risas.


Por lo general pensamos en la risa como una respuesta al placer o la diversión – se supone que debemos reír cuando encontramos algo gracioso, no aterrador. Entonces, ¿por qué nos reímos cuando estamos asustados?

Resulta que los científicos todavía no están seguros de lo que nos hace reír en contextos aparentemente inapropiados, aunque tienen algunas ideas bastante convincentes.

Dos de las teorías más populares descansan en el supuesto de que la risa es inherentemente social; cuando nos reímos, estamos transmitiendo un mensaje a la gente que nos rodea.
Según científicos como el primatólogo Signe Preuschoft, quien publicó un estudio prominente sobre la risa del macaco, la risa nerviosa es una expresión de la sumisión. Los macacos del estudio de Preuschoft rieron o sonrieron cuando se sintieron amenazados por un macaco dominante: su risa estaba acompañada de movimientos corporales evasivos o sumisos. Según Preuschoft, la risa se utiliza para admitir el miedo y comunicar un deseo de evitar el conflicto.

Otro campo cree que la risa temerosa en realidad representa una negación del miedo. Estamos asustados, pero estamos tratando de convencernos a nosotros mismos, y a las personas que nos rodean de que no estamos, que todo está bien.

Alex Lickerman escribe en Psychology Today: "Nos estamos diciendo que cualquier cosa horrible que hayamos vivido no es tan horrible como parece, algo que a menudo queremos desesperadamente creer". Lickerman llama a esto un mecanismo de defensa "maduro" (a diferencia de "psicóticos", "inmaduros" o "neuróticos"). Él señala, "ser capaz de reírse de un trauma en el momento en que ocurre, o poco después, muestra tanto a nosotros mismos y otros que creemos en nuestra capacidad para soportarlo".

Otros agrupan a la risa temerosa con otras reacciones emocionales aparentemente incongruentes, como llorar cuando estamos felices. Argumentan que estas respuestas incongruentes nos ayudan a regular nuestras emociones; llorar cuando estamos abrumados con alegría o reír cuando estamos aterrorizados nos ayuda a equilibrar las emociones. El reportero científico Wray Herbert escribe en The Association For Psychological Science: "Cuando corremos el riesgo de ser abrumados por nuestras emociones-positivas o negativas- expresar la emoción opuesta puede tener un efecto amortiguador y restaurar el equilibrio emocional".

En última instancia, no hay una sola explicación para el fenómeno de la risa temerosa. Si nos reímos durante una película de terror, podría ser porque estamos respondiendo a la incongruencia de la situación tanto como al "peligro" que representa. Podríamos también estar tratando de mostrar a la gente que nos rodea que no tenemos miedo – o probarlo a nosotros mismos. O, tal vez, sólo estamos esforzándonos por el equilibrio emocional por contrarrestar nuestro miedo con unas risitas.