sábado, 10 de junio de 2017

¡¡¡FRENAAAAAAAAA!!!, y otras 165 imágenes divertidas




Daisy Ridley y sus hermanas increíblemente similares

Gal Gadot durante su pasaje por las fuerzas de defensa Israelíes

Entró a robar, lo atraparon, y lo tatuaron en la frente

Venganza. Eso es lo que deseaba el propietario de la vivienda en Brasil luego de reducir al delincuente que había intentado robarle. Por eso no quería llamar a la Policía, como habría hecho cualquier ciudadano común.

El ladrón había ingresado en su casa por la fuerza

El hombre trabaja de tatuador, así que no le costó mucho decidir qué castigo aplicarle al ladrón. Poco le importó que se trataba de un adolescente.

El dueño de casa decidió tatuarle la frente

Lo sentó. Tomó la aguja y empezó tatuarle la frente. El "lienzo" ni siquiera intentó resistirse.


"Yo soy ladrón y vacilão (bobo, zopenco)", le escribió.

Para completar la venganza, filmó el momento y publicó el video en internet. Hasta ahora, no se reveló la identidad de los protagonistas.




China: La atropellan dos veces, hasta matarla, y nadie se inmuta (ni siquiera la miran)

Al principio cuesta entender lo que está pasando. Las imágenes de una cámara de seguridad muestran a una mujer que camina por un paso de cebra. No parece prestar atención a los coches que pasan. Tras un par de segundos, la extrañeza se multiplica al ver que la mujer se detiene en mitad de la calzada y baja la cabeza, acercando su barbilla al pecho. Se diría que tiene los ojos cerrados. Se diría, también, que estuviera esperando al impacto. Y el impacto llega.



Un primer vehículo que parece un taxi la arrolla. La mujer queda tendida en el asfalto en perpendicular al sentido del tráfico. El coche implicado en el atropello sigue su camino como si nada. Las personas que han sido testigos del incidente esperan a ambos lados de la calle sin inmutarse, como si nada hubiera pasado.

A partir de ahí empiezan a contar los 55 segundos más incómodos, y hasta dolorosos, que vas a ver en mucho tiempo.

La mujer permanece tendida en mitad del asfalto.

Ninguno de los transeúntes presentes en la escena hace ningún gesto extraño. Nadie intenta acercarse a la víctima y nadie hace nada para el tráfico.

Decenas de coches pasan a su lado, e incluso la esquivan, sin hacer ademán de pararse. El semáforo se pone rojo para los vehículos y varias personas caminan junto al cuerpo de la atropellada como si nada, casi sin mirarla.

El semáforo se abre y vuelven los coches. La mujer logra levantar la cabeza durante un instante mínimo, pero su tronco permanece inmóvil, pegado al asfalto. Nadie hace ningún esfuerzo por ir a socorrerla. Tras varios segundos, un todoterreno gris la arrolla de nuevo. Las ruedas revientan su cuerpo.

El vídeo que puedes ver al final, subido a internet el pasado miércoles, ha sido visto más de 30 millones de veces. En la red social Weibo, el Twitter oriental, el post original ha sido compartido más de 70.000 veces y ha generado cerca de 90.000 comentarios. Y todo el mundo se hace las mismas preguntas:

  • ¿Cómo puede ser que ninguna de las personas presentes ese día en ese rincón de China se inmute ante una escena semejante?
  • ¿Qué está pasando para que una sociedad reaccione con esa brutal indiferencia y frialdad ante la desgracia, el dolor o el peligro ajeno?
Según The New York Times, el incidente tuvo lugar el pasado 21 de abril en Zhumadian, una ciudad-prefectura localizada en el sur de la provincia de Henan en la que viven más de 7 millones de personas. Y la respuesta a las preguntas de arriba parece ser una tremenda desconfianza que tiene que ver con un problema legal.

Dali L. Yang, profesor del departamento de ciencias políticas de la Universidad de Chicago que ha investigado sobre la relación entre la confianza política y la confianza social en China, explica al diario estadounidense que en el país asiático muchas personas recelan de prestar ayuda a otras porque temen que se trate de una estafa.

El intento de fraude al seguro está a la orden del día en el mundo occidental. Todos sabemos de gente que finge caídas, accidentes de tráfico o atropellos para embolsarse una buena cantidad por los supuestos daños. En China también se dan ese tipo de ese maniobras, pero con una particularidad local que penaliza al buen samaritano.

NYT cita el caso de un ciudadano de Nanjing que trasladó hasta un hospital a una mujer que había resultado herida. Al final, él tuvo que pagar los costes del tratamiento de unas lesiones que él no había provocado. Acabó pagando por ayudar. ¿Por qué?

Parece que en China rige una lógica moral de la responsabilidad civil, por llamarlo de alguna manera, según la cual si alguien se ocupa de auxiliar a una persona, solo puede ser porque ese alguien es el responsable del daño. Es decir, el auxiliador en muchos casos acaba siendo tratado como el culpable.

En ese sentido se expresaba un usuario de Weibo que responde al nombre de Ranmo: “ Si yo la hubiese ayudado a levantarse y la hubiese llevado al hospital, los doctores me hubieran pedido a mí que pagase la factura médica. Sus familiares habrían venido a pegarme indiscriminadamente (dando por hecho que yo he sido quien la ha atropellado). La policía de tráfico hubieran pedido los datos de mi vehículo y hubiera tenido que rellenar un informe como testigo. Hubiera estado liado hasta la mañana siguiente. Luego los familiares me habrían dicho de forma casual, 'Lo sentimos y gracias' y al final habría podido irme a casa, exhausto, y teniendo que lidiar con la sangre en el asiento trasero de mi coche. ¿Acaso soy estúpido?”.

El vídeo que puedes ver a continuación ha despertado un intenso debate. O mejor dicho: ha reavivado el debate, porque no es la primera vez que algo así sucede en China. En 2011, algo parecido pasó con una niña de 2 años.

Desde su llegada al poder, el presidente Xi Jinping ha hecho de la moral pública un asunto prioritario. Se han llevado a cabo campañas contra la corrupción y para promover valores ciudadanos. Muchos creen que los esfuerzos son insuficientes.

Imágenes que, claramente, nos dicen mucho, sin palabras







Lo que para algunos es normal, para nosotros es puro WTF!







¡Están locos!: gente que "decora" su cuerpo con jeringas







Murió Adam West, el inolvidable Batman televisivo


William West Anderson nacido en Seattle, Washington; el 19 de septiembre de 1928 falleció en Los Ángeles, California a la edad de 88 años. Conocido como Adam West, fue un actor estadounidense recorado principalmente por su interpretación de Batman, en la serie Batman de los años 1960.


Hizo más cosas que interpretar al Hombre Murciélago, pero siempre será recordado por su pasaje por la serie de televisión que originalmente fue de 1966 a 1968 durante 120 episodios, y que cualquiera que ande por los 50 o 60 actualmente recordará de su infancia. 

En los años 1960, varias de sus interpretaciones en películas y series llamaron la atención de William Dozier, haciendo una audición para el papel del hombre murciélago en la serie para televisión Batman. West ha dicho que por esa época también le habían pedido interpretar al agente secreto James Bond para reemplazar a Sean Connery, pero decidió rechazar la oferta. La serie fue un éxito internacional durante los dos años en que fueron transmitidos capítulos originales y hasta nuestros tiempos en incontables retransmisiones.

Tras el final de la serie, West tuvo problemas para alejarse del personaje que le dio la fama; el público lo identificaba fuertemente con Batman y quedó confinado como el hombre murciélago. Incluso su convincente interpretación protagonista en The Girl Who Knew Too Much como el cínico tipo duro Johnny Cain quedó oscurecida por la sombra del murciélago.

West en 2014
Últimas actuaciones
West trabajó como actor de voz en distintas series y películas animadas, entre las que se encuentran Los padrinos mágicos, Chicken Little, Meet the Robinsons y Penn Zero: Part-Time Hero, entre otras. West en esta área fue mayormente conocido por su papel del alcalde Adam West en Padre de familia.

El actor, quien murió de leucemia, nunca llegó al mismo nivel de reconocimiento como ahí, pero más allá de su rol como Bruno Díaz, también hizo cine y más televisión. En los últimos años de su trayectoria profesional, recobró algo del lustre cuando hizo la voz de uno de los personajes de la popular serie animada Family Guy, producida por Seth McFarlane.

Humor ocupado







Los "cachorros de Tailandia" y otras comidas extrañas (y asquerositas)

Si hay algo por lo que se deleita cualquier persona del mundo, es por un buen plato de comida. Si bien esta puede variar dependiendo de la región y continente de origen, un plato que se ve apetitoso, generalmente lo es. O al menos al ver la fotografía, sentimos apetito. Pero, ¿qué ocurre con platos del mundo que tienen extrañas formas y ingredientes?

Honestamente, no sabemos qué sentir al ver estos platos. Pero lo que más nos desconcierta es pensar en el por qué de sus diversas formas e ingredientes.
Schmatz Beer Dining es un restaurante con temática alemana en Tokio, Japón. Uno de sus platos utiliza algodones de azúcar y jarabe arriba de las pizzas.

En una tienda de postres tailandeses se ha comenzado a vender un extraño y llamativo producto: pudines con crema de coco con forma de cachorros. No sabemos si es cruel o tierno.

En la Feria de mascotas de Japón en el 2017 crearon unos helados que imitan la textura y el sabor de la pata de un gato. ¿Por qué? no lo sabemos.

En Indonesia se puede obtener un producto llamado “Kopi Joss”, el cual es café con un trozo de carbón. Supuestamente fue inventado en los años 60’s para aliviar problemas estomacales.

El “helado de hoja de oro” es vendido en Asukasa, Japón y se cree que promueve la juventud.
 
Nuevamente Japón nos sorprende, pero esta vez con estas galletas de avispas.

Estuvo 9 años en una isla desierta y fue rescatado gracias a Google Earth

Esta es la historia de tres amigos y cómo la tecnología moderna ha ayudado a uno de ellos. Hemos visto infinidad de películas sobre lo que es quedarse atrapado en una isla desierta. No es nada agradable por supuesto!


Ahora imagine lo que pasó con Adam Jhons, que pasó en una isla desierta 9 años y fue salvado por uno de los inventos más sorprendentes de nuestro tiempo – Google Earth!

Todo comenzó en el año 2006, cuando Adam Jhons y sus dos amigos se fueron de viaje. Planearon navegar desde su Liverpool natal a Hawai cruzando la ruta del Océano Atlántico y el Canal de Panamá. La primera parte del viaje transcurrió sin ningún problema, pero entonces ocurrió lo inesperado.

Cuando llegaron al Océano Pacífico, comenzó una fuerte tormenta, que dañó su yate y los equipos electrónicos a bordo. Los amigos de Adán cayeron al océano por la borda, y él perdió el conocimiento por el golpe, y el barco estuvo a la deriva 17 días, hasta que llegó a una isla deshabitada.

Los primeros días fueron los más difíciles para Adam – no estaba preparado.

Tuvo que ahorrar el suministro de agua de la embarcación durante 2 semanas, y luego construir un dispositivo para recoger agua de una gota por minuto. También recogía y almacenaba el agua de lluvia.

Cuando su refugio inepto, construido de la embarcación, se derrumbó, tuvo que construir uno nuevo. Le tomaron 11 semanas para derribar el árbol con la ayuda de una concha filuda.

El problema principal era la comida.
En busca de alimento, Adam descubrió en la isla 8 cabras salvajes. Pero cazarlas sin equipo era difícil. Intentó hacer un arco y flechas, pero no resultaron lo suficientemente fuertes; tuvo la suerte de encontrar una cabra atrapada en los arbustos.


A Adam no le gustaba la idea de matar las cabras. Según él, le tomó 15 minutos para matar al animal, y fue muy desagradable. Pero sin embargo, consiguió cerca de 50 kilogramos de carne.

La caza requiere un esfuerzo físico considerable.
Adam dice que tuvo que trabajar duro para mantenerse en forma. Hacia ejercicios en la rama de un árbol y hacía cuclillas con piedras en los hombros.


Se entrenó todos los días. Después de los ejercicios corría 300 metros a lo largo de la costa. Pero lo más difícil para Adam fue la angustia mental.

Se volvía loco por la soledad.
La constante sensación de aislamiento y la creciente confianza en el hecho de que nunca lo salvarían, lo destrozaba por dentro. Así que hizo una inscripción de 3 metros SOS, pero consideró que no era lo suficientemente visible.

Finalmente limpió un área grande y puso una enorme señal de SOS. Adam esperaba que algún avión se de cuenta del mensaje.

Y finalmente llegó la salvación.

Una vez Adán sorprendido escuchó sobre su cabeza el ruido de los aviones. Comenzó a agitar frenéticamente los brazos, y le tiraron un paquete desde el avión. En el paquete, Adam encontró agua dulce, radio, comida y un equipo de primeros auxilios.


Cuando conectó la radio se puso en contacto con el piloto, era la primera voz humana, que había oido durante los últimos 9 años. Durante la conversación, preguntó cómo lo habían encontrado.

¡Resultó que un adolescente en Minnesota vio su «señal” SOS en Google Earth, e informó a las autoridades!



Cómo reenviar varios mensajes de Gmail a la vez

No hay duda de que Gmail es el servicio de correo electrónico más utilizado en todo el mundo, y es que el servicio de Google cuenta con un gran espacio de almacenamiento, interesantes funciones, es posible acceder al correo desde cualquier dispositivo conectado a Internet y todo ello de forma gratuita. Además, podemos añadir un montón de funciones extras a Gmail gracias al gran catálogo de extensiones desarrolladas para el servicio de correo cuando lo usamos desde el navegador Google Chrome.

A continuación, vamos a mostrar un extensión que seguro nos va a hacer mucho más fácil nuestro día a día cuando gestionamos nuestros mensajes de correo. Se llama Multi Forward for Gmail, está disponible para añadir al navegador desde la Chrome Web Store desde este mismo enlace y como su propio nombre indicar, permite reenviar varios mensajes de Gmail de una sola vez.
Por lo tanto, cuando queramos reenviar varios mensajes de correo electrónico a algunos de nuestros contactos, ya no tendremos que ir reenviando cada uno de los mensajes de correo de manera individual, sino que lo vamos a poder hacer de una sola vez gracias a esta extensión para Google Chrome de Gmail. Una vez que tengamos instalada la extensión Multi Forward for Gmail en el navegador Google Chrome, cuando abramos el sitio de Gmail y seleccionemos uno o varios mensajes de correo de nuestra bandeja de entrada, veremos cómo nos aparece en el menú superior un nuevo icono justo al lado de la papelera, que nos permite reenviar el mensaje o mensajes seleccionados rápidamente.


Nada más hacer esto, nos aparecerá una ventana en la que podemos indicar las direcciones de correo de los contactos a los que queremos reenviar los mensajes seleccionados. No hace falta que nos los sepamos de memoria, ya que la extensión nos mostrará nuestros contactos de Gmail que correspondan con la dirección o nombre que vayamos escribiendo al igual que ocurre desde Gmail. Una vez incluidas todas las direcciones, sólo nos queda pulsar sobre el botón MultiForward y en reenvío se realizará automáticamente.

Por lo tanto, ya no tendremos que andar entrando en todos y cada uno de los mensajes que queremos reenviar para acceder a esta opción y tener que repetirlo con cada uno de los mensajes que queramos reenviar. Así, sólo tendremos que seleccionarlos desde la bandeja de entrada indicar la dirección del destinatario o destinatarios y listo.