viernes, 16 de junio de 2017

¡Hoy estoy que ardo!...y otras 230 imágenes divertidas, curiosas y WTF!








Imágenes que expresan lo que las palabras no pueden...







Lo que para algunos es normal, para nosotros es puro WTF!







El verdadero origen de la moda







¡Hay que evitar a toda costa que estos ejemplares se reproduzcan!







Las mujeres al volante son un caso especial







Todos se transforman con Photoshop







Humor discutido







10 destinos turísticos prohibidos para mujeres en pleno siglo 21

Desde el continente asiático hasta Europa se suceden localizaciones en las que las mujeres siguen siendo figuras non gratas.

Monte Athos


Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1998, el monte Athos, en Grecia, es uno de los lugares más inaccesibles de Europa. No obstante, los hombres pueden visitarlo al solicitar permisos especiales. Las mujeres, por su parte, tienen prohibida por completo la entrada.

Aquí no verás ni a mujeres ni a animales hembra, pues desde el siglo XI se les prohibió la entrada a este entorno sagrado, en el que se ubican monasterios, palacios y monumentos, para no tentar a los hombres. La única excepción la constituyen las gatas, pues las consideran útiles para cazar ratones.

Monte Omine

Se trata del monte Omine, en Nara (Japón), donde se levanta un monasterio desde el siglo VIII. Este templo budista prohíbe su entrada, también por motivos religiosos, y con la finalidad de evitar la tentación a los hombres, de todas las féminas.

La playa de Mlimadji

La comunidad religiosa del país presionó al gobierno para que las mujeres dejaran de poder disfrutar de ella. Las autoridades cedieron a sus peticiones y ahora solo los hombres tienen permitido el acceso al arenal.

Templo de Ayyappan

El templo de la deidad hindú de Ayyappan es uno de los más visitados del país, pero las mujeres en edad de menstruar, entre los 14 y los 50 años, tienen prohibida la entrada.

Okinoshima

Una de las islas de Japón, Okinoshima, es uno de los lugares sagrados más importantes del país. Desgraciadamente, solo pueden acceder a ella los hombres.