Records absurdos del Guinnes

Todo comenzó con una apuesta. En 1951, durante una partida de caza en Irlanda, sir Hugh Beaver, por entonces director ejecutivo de Guinness Brewery, comenzó una discusión con algunos de sus acompañantes acerca de si el chorlito dorado era el ave de caza más rápida de Europa. No hubo forma de resolver la incógnita, y durante tres años Beaver siguió investigando. Pronto se dio cuenta de que si él tenía esa duda, en los bares, en los hogares y en cualquier reunión debía de haber personas que también apostaran por el más grande, el más veloz o el más alto, sin encontrar una respuesta válida. Un libro así, pensó Beaver, sería un éxito. Y claro, ayudaría a vender más cervezas.
Chris Chataway, empleado de Guinness por entonces y antiguo recordman de los 5.000 metros en la década de 1950, fue el confidente de Beaver para crear el libro. Chataway contactó rápidamente con dos antiguos compañeros de Universidad, los mellizos Norris y Ross McWhirter. Estos tenían una agencia de prensa que proveía de datos deportivos a distintos periódicos británicos. Y eran las personas ideales para rastrear hechos y cifras.
La primera edición del Guinness World Records se publicó en 1955. Y es un hito en sí mismo, ya que es el libro más vendido de la historia (excluyendo aquellas obras exentas de derechos de reproducción): más de 100 millones de copias en 37 idiomas. Aqui enlistamos una serie de records extraños, rayando el absurdo:


Su nombre es lurch

Este toro watusi tiene el récord de los cuernos más grandes: en total, 92,95 cm y casi 50 kilos de peso cada uno. Lurch vive en un refugio para animales en Arkansas, Estados Unidos.



Los coleccionistas...


...son mayoría en récords Guinnes. Entre ellos está Anita Atkinson (en la foto), con la colección de más objetos de la realeza británica (2.500). También hay quien recopila las bolsas para el mareo de los aviones (5.468).


23.000 big macs


Eso es lo que ha comido Donald Gorske desde el 1 de mayo de 1972. Y la cuenta sigue subiendo, pues come un promedio de 2 cada día. Para validar el récord, Gorske guarda todos los recibos.


Hilando fino


Así debió de conseguir su marca el británico Edward Peter Hannaford, quien logró hacer un ovillo de lana que mide la friolera de 15,3 km. Lo comenzó en 1989 y aún sigue en ello.



A su bola.


Existe una verdadera pasión por las bolas hechas con gomas. Tony Evans unió seis millones de bandas elásticas para formar la de la imagen, que mide unos 4,5 metros de circunferencia.




Peter Dowdeswell


es quien más récords de comida tiene: 309. Entre ellos figura el de más fresas: 907 g en 12,95 segundos. Por razones de salud, Dowdeswell abandonó su búsqueda de marcas a batir.



Detrás de esos ojos


se esconde Gary Turner. Este inglés, poseedor del récord de la piel más elástica del mundo (se estira casi 16 cm), también es quien más pinzas de la ropa se ha puesto en el rostro: 153.



El miniperro


Así es Danka Kordak Slovakia (foto), el perro más pequeño del mundo en 2004: mide 17,7 cm. Actualmente, el récord lo ostenta Heaven Sent Brady, que tiene una longitud de 15,2 cm.



No es un truco


John Evans no solo es capaz de balancear un coche en su cabeza, también ostenta las marcas por haberlo hecho con 100 ladrillos, 584 balones de fútbol, dos mujeres en bicicleta y 62 libros.



Como un CD


Eso es lo que mide la cintura de Cathie Jung: 38 cm de perímetro. Y lo ha logrado a base de usar corsés (tiene unos 100 modelos en casa) durante los últimos 22 años, las 24 horas del día.




El caballo más alto del mundo se llama Radar y es un caballo de tiro belga, una de las razas más fuertes del mundo. Radar mide 202 cm y pesa más de 1000 kilos.



Tom Shufflebotham tiene el récord Guiness por haber “encantado” 511 gusanos en 30 minutos. De acuerdo con las reglas de la Asociación de Encantadores de Gusanos (que sí que existe: http://www.wormcharming.com/index.html), los participantes deben coger la mayor cantidad de gusanos en un área de 3 metros cuadrados con un unico método: haciendo vibrar el suelo. Para ello pueden usar música, algún instrumento de jardinería o lo que quieran, siempre que no mojen la tierra.



Los miembros del conjunto de danza Golden Star Morris han bailado durante unas 8 horas, 6 minutos y 15 segundos para convertirse en el conjunto de danza Morris (baila típico británico) que más tiempo ha movido el esqueleto.


Alan Nash ha sido 6 veces campeón del mundo de lucha de pies. Este tipo de deporte, similar al tradicional pulso, se juega con los pies. Sentados en el suelo y con las piernas extendidas, los concursantes entrelazan los dedos de los pies e intentan que el pie de su oponente toque el suelo. Cada “partido” consiste en el mejor de tres luchas: pie derecho contra pie derecho, izquierdo contra izquierdo y, nuevamente, derecho contra derecho.

Comentarios

Publicar un comentario