jueves, 22 de junio de 2017

5 lugares muy misteriosos de nuestro planeta

La puerta del infierno



En pleno desierto de Karakum (Turkmenistán), cerca de la pequeña aldea de Darvaza, se encuentra un cráter de unos cincuenta metros de diámetro y más de veinte de profundidad, bautizado por los lugareños como “La Puerta del Infierno”. En el interior del pozo, un fuego abrasador arde desde hace décadas, en un incendio que parece no tener fin.
El pozo de Darvaza no es obra de la Naturaleza, sino que se trata del inesperado resultado de una prospección minera soviética llevada a cabo en la década de 1970. Un equipo de geólogos se encontraba perforando el terreno en busca de yacimientos de gas natural, cuando de repente se toparon con una caverna subterránea que provocó el desmoronamiento de la excavación.






                                 Perforaciones misterioras en Rusia



Un fenómeno muy extraño está pasando en algunas selvas de Rusia. La gente está encontrando hoyos profundos, cuya naturaleza no tiene explicación alguna.
Los agujeros aparecen en selvas muy densas, lugares en los que no se puede llevar una excavadora, o tal vez un camión, o ningún otro tipo de herramienta que se pueda usar para excavar el suelo.
Lo más extraño del caso es que, en los alrededores no se encuentra la tierra que debió haber sido tomada de hoyos tan profundos.
Cuando la gente se hace lo suficientemente valiente para aventurarse a entrar en éstos, encuentran que ellos terminan abruptamente en la oscuridad. Nadie tiene una idea razonable de cómo estos agujeros aparecieron y cuál pudo haber sido la necesidad para crearlos. Nadie sabe quién o qué está cavando estos hoyos y por qué.





La boca del infierno
En el año 1962, un incendio aparentemente inofensivo en un basurero de Centralia (Pensilvania) se extendió repentinamente por el subsuelo y encendió una veta de carbón situada bajo la ciudad. Las llamas de la superficie fueron extinguidas por los bomberos, pero el carbón siguió ardiendo bajo las casas hasta convertirse en un monstruo incontrolable que obligó a desalojar la ciudad.

Hoy día, Centralia es un lugar abandonado y fantasmal. La mina subterránea sigue ardiendo y se calcula que contiene carbón para hacerlo durante 250 años más.
Actualmente se calcula que la veta de carbón bajo Centralia tiene unos 10 kilómetros de extensión y arde a unos 1.000 metros de profundidad. Las autoridades se dieron cuenta de su existencia a mediados de los 70. Los bomberos abrieron varios agujeros en la tierra para comprobar las evoluciones del incendio y lo consideraban controlado hasta que el propietario de una gasolinera local introdujo una vara para medir los tanques subterráneos y descubrió que estaban a 80º C.


La colina de las cruces

Es un sitio unico en el mundo. El lugar se conoce como la colina de las cruces, o la colina de las mil cruces. Esta en Lituania, cerca de la ciudad de Siauliai (a tres horas de Vilna, la capital), y se considera "el simbolo de la fe invencible, de la esperanza y el sufrimiento del pueblo lituano".
Es una colina sembrada de innumerables cruces, que han simbolizado la resistencia del pueblo lituano, sobre todo contra el poder sovietico. Si me preguntas cuantas cruces hay... seria incapaz de responder. He leido que mas de 50.000, pero me parece que esa cifra se queda muy corta para ser sinceros.
A principio del siglo XX ya había un centenar de cruces. Durante los años de la URSS, esta enigmática loma se convirtió en escenario de una batalla «simbólica». En 1961, por primera vez, las fuerzas comunistas consiguieron arrasarla y este proceso continuó durante dos décadas, pero la Colina de las Cruces siempre renacía de los escombros después de cada ataque y con mayor fuerza si cabe. En septiembre de 1993, el Papa Juan Pablo II bendijo desde este lugar al incipiente estado lituano y a la nueva Europa poscomunista. «Aquí venimos en los momentos de alegría y tristeza. Llenos de esperanza, amor y mucha fe», explica un cartel. «Stebuklas» («Milagro»). 




La ciudad fantasma invadida por arena

En el año 1908, atraídos por el hallazgo de diamantes en la zona, los alemanes establecieron una mina en la desértica región del Namib (270.000 km2) y fundaron la pequeña ciudad de Kolmanskop. La prosperidad de la mina hizo que la ciudad fuera creciendo en tamaño y que sus habitantes construyeran suntuosas mansiones, un salón de baile y hasta un hospital. Pero después de la Gran Guerra los diamantes empezaron a escasear y los alemanes hicieron las maletas.





via
Publicar un comentario