Los insectos y animales de chatarra

Edouard Martinet comenzó a esculpir en 1990 y desde entonces ha tenido mucho reconocimiento. Ha montado un número bastante grande de obras tanto en conjunto como en solitario teniendo gran auge. Actualmente vive y trabaja en Rennes. Edouard Martinet transforma día a día los objetos que encuentra en los mercados de pulgas y ventas de partes de autos en verdaderas piezas de colección. Como se pueden dar cuenta trabajo con materiales que probablemente ya muchos consideren como deshechos y basura. Entre estos materiales, podemos encontrar trastos de cocina viejos, de esos de peltre o de acero probablemente ya muy oxidados, teclas de viejas máquinas de escribir, faros de automóviles y otro tipo de materiales de este tipo.Para que se sorprendan un poco más, estas esculturas están hechas sin tener que usar técnicas de soldadura ni nada por el estilo. Edouard hace que cada pieza vaya encajando perfectamente para crear piezas increíbles de todos estos animales e insectos.El proceso es sencillo, según dice él. Primero que nada va poniendo las piezas e intentar organizarlas un poco. Cada parte va siendo ensamblada de manera cuidadosa. Cada escultura toma bastante tiempo para poder lograr ese detalle tan increíble que ha podido desarrollar.


Comentarios