Alcoholorexia: Nuevo desorden alimenticio


Cada día surgen más conductas alimentarias negativas para la salud que cuentan con un común denominador: la pérdida de peso de forma drástica a partir de comportamientos que pueden poner en riesgo la vida de la persona.
En la actualidad se ha generado una amplia gama de trastornos alimentarios como la alcohorexia (drunkorexia), la diabulimia, la orthorxia, vigorexia y trastorno por atracón, que son variantes de la clásica anorexia y bulimia.
La última aparición en el diccionario de las enfermedades alimentarias es la alcohorexia o drunkorexia, que es la abreviación de una mezcla de conductas: la restricción alimentaria o atracones y purgas acompañadas del abuso de alcohol.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el alcoholismo afecta entre el 10% y el 12% de la población mundial y algunos estudios psiquiátricos han revelado, que el alcoholismo femenino se encuentra asociado a trastornos psicológicos y alimentarios.
En algunos países como Estados Unidos, un 30% de personas entre los 18 y 24 años omiten el rigor de las comidas básicas para ingerir alcohol.

Las pacientes que presentan drunkorexia dejan de comer para poder beber alcohol y así no ganan peso. Esta conducta es compensada con la ingesta calórica generada por el alcohol, no comiendo alimentos o comiendo y vomitando.
Siempre persigue el mismo fin: mantenerse delgadas. Las consecuencias que conlleva pueden ser muy graves ya que oscilan entre una mayor predisposición a ser abusadas sexualmente debido a la pérdida de conciencia asociada al ayuno-alcohol, un traumatismo grave por caídas e incluso un coma alcohólico irreversible.
La conducta dietante y el uso de sustancias como el alcohol y las drogas están socialmente "bien vistas" entre las jóvenes, dificultando así la motivación al cambio, el pedido de ayuda y la identificación temprana de este tipo de desórdenes.
Es necesario concientizar a chicos y a sus padres para que entiendan la necesidad de tener un plan alimentario saludable, de realizar ejercicio físico no compulsivo y de cuidar el cuerpo.  

Comentarios