Páginas

lunes, 19 de septiembre de 2011

La solidaridad de internet logra resultados antes que la policía

Esta es una historia cuyo final merece ser narrado. Mike Meyer, es un hombre discapacitado de 48 años al que, hace unas semanas, le  habían robado una gran colección de revistas de Superman. Meyer difundió su noticia en la red y nombró a un posible ladrón en la figura de Gary, del que se sabían apenas unas pocas pistas. La red se organizó como pocas veces se recuerda en busca de formas que pudieran ayudar al hombre. Pues bien, el fin de semana detuvieron a Gary y hoy le han devuelto toda su colección, aunque quizá lo más sorprendente han sido sus declaraciones. Los usuarios habían conseguido anteriormente entre todos “donarle” la colección que le habían sustraído.

Esos 1.800 cómics robados llegaron a organizar a la red en torno a Reddit, 4chan, Facebook, Get Satisfaction o cientos de blogs y foros, todos en la búsqueda de una historia que más allá de la propia importancia se sintió como propia. Se organizaron principalmente por dos vías. Intentando descifrar y hallar el paradero de “Gary” el supuesto ladrón, y se intentó organizar donaciones de cómics que pudieran paliar las perdidas del Meyer ante esa gran colección.



“Gary” finalmente ha sido detenido y se llama Gerry A. Armbruster de 37 años. El ladrón fue arrestado el fin de semana utilizando un método similar al del caso que nos ocupa. Al parecer, trabajaba para una empresa de limpieza y fue detenido mientras intentaba el robo de joyas en casa de un anciano al que había conocido. La investigación encontró relación en el caso de Meyer y pudo devolverle al hombre la colección entera. Doble final feliz, ya que Meyer ya tenía la colección gracias al esfuerzo anónimo de la gente.

Me siento muy feliz al ver que se hizo justicia. Me siguen llegando envíos y donaciones. La gente ha sido muy generosa conmigo y yo sólo puedo ser generoso a cambio. Quiero llevar todas las donaciones que me han realizado y darlas a la caridad, probablemente las entregaré en un hospital de niños, dijo un emocionado Meyer.

No hay comentarios.: