Páginas

lunes, 19 de septiembre de 2011

Un satélite impactará contra la tierra el viernes próximo



Luego de casi seis años de haber concluido su trabajo científico y permanecer prácticamente a la deriva, el satélite de investigación Upper Atmosphere Satellite impactará este viernes 23 de septiembre contra la Tierra. Pesa 6.5 toneladas y la NASA calcula que se desintegrará al ingresar a la atmósfera, sin embargo algunos componentes podrían caer en algún lugar geográfico aún no determinado.

Este artefacto fue lanzado en 1991 para medir los cambios atmosféricos y los efectos de la contaminación sobre la capa de ozono. Trabajó durante 15 años y su misión concluyó en 2005. Desde entonces, empezó lentamente a precipitarse hacia nuestro planeta y la agencia estadounidense y otras siguen su trayectoria.



El artefacto tiene el tamaño de un ómnibus; aunque algunas piezas pueden caer a la superficie, la agencia espacial asegura que son "remotas" las posibilidades de que hieran a alguien

Desde el comienzo de la era espacial no se ha confirmado ningún caso en el que haya resultado herida alguna persona por un objeto espacial en su maniobra de reingreso; la probabilidad de que suceda es menos de una entre 10,000, según la NASA.



No obstante, hay autoridades que dan recomendaciones en caso de que parte del satélite llegue a zonas pobladas. Las Fuerzas Armadas de EE.UU. advierten de que los ciudadanos no deben tocar estas piezas y, en cambio, tienen que avisar del hallazgo.
Esto es así no sólo por razones de seguridad, sino también porque todos los restos del satélite son propiedad del Gobierno estadounidense, de manera que, insisten las autoridades, "no pueden venderse a coleccionistas ni a través de la página eBay"

No hay comentarios.: