Cincuentones codiciados: De metrosexuales a Retrosexuales


En diez años la belleza masculina ha cambiado en una sola letra: de la m a la r. De metrosexual a retrosexual.
Treinta años de edad de diferencia, y diferencias de concepto: si a comienzos de siglo lo que gustaba era el look de David Beckham y sus constantes cambios de imagen, diez años después y una crisis económica de por medio, mujeres (y hombres) refugian sus anhelos de belleza masculina en los maduros, los llamados cincuentones, pero que se cuidanvan al gimnasio y usan productos, sí, pero los que funcionan.
El último ejemplo es Hugh Laurie, que se ha convertido en el modelo mejor pagado del momento. No están para perder el tiempo.
¿CÓMO SON LOS RETROSEXUALES?

Es el retrato de una generación, la del babyboom. Ya rondan los cincuenta, por encima o por debajo, la mitad de la vida, no es tiempo de aplazamiento ni de disimulos.
El trabajo ya no es lo más importante en su vida, los fracasos enseñan, es razonablemente feliz con su pareja y le echa tiempo y ganas a las tareas del hogar y, sobre todo, a sus hijos.
Se cuida pero no para enseñar tableta de chocolate,va de compras con su pareja sin aburrirsejuega al 'Gear of War' con sus hijos, prefiere las Converse a los mocasines, pero sabe encontrar su atractivo con la ropa y el look adecuado, y si ha tenido éxito en su trabajo es porque le apasiona, no porque sea un ambicioso o un trepa.
¡El metrosexual ha muerto: viva el retrosexual! Es el grito de guerra de las mujeres (y hombres) que saben ver el atractivo antes en George Clooney que en el ya desfasado David Beckham, un testigo que están recogiendo otros maduros como Hugh Laurie, el famoso Dr House (52 años), que gusta a ellas y no les resulta molesto a ellos, y que empieza a protagonizar campañas de publicidad.
Hace diez años nadie hubiera pensado que un hombre de 50 años encabezara una campaña, pero los estudios de mercado señalan que es lo que la sociedad está demandando actualmente: un hombre maduro,experimentado, que sabe lo que quiere, incluso en su aspecto, pero que como en cualquier otra cosa, sólo desea lo que le funciona.
También es un modelo para sus parejas, que son las que finalmente pagan todas aquellas "cosillas" con la que ellos se ven más guapos.
"El 40 por ciento de las compras de cosméticos masculinos las hacen mujeres", explica Alberto Fernández, experto en marketing.
Este cambio de tendencia refleja un cambio en la sociedad, que también tiene su reflejo en la crisis económica, afirma José Cruz, sociólogo.
"Los tiempos de crisis necesitan líderes fuertes, un hombre con más experiencia, no los valores de aventura que refleja un hombre más joven".
Así que volvemos a un hombre más seguro y que se ríe de sí mismo, más al estilo del Dr House.

Comentarios