Páginas

domingo, 30 de octubre de 2011

Dime que comes y te diré como eres

Sin pensarlo, muchas veces se utiliza un determinado sabor para calificar a una persona. Según un reciente estudio, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, aquellas personas que prefieren las comidas dulces suelen ser más agradables, amistosas, compasivas y solidarias, comparadas a las que optan por alimentos amargos y ácidos, según informa Cukmi



Michael D. Robinson, investigador de la Universidad de Dakota del Norte, explica que existe un vínculo entre los alimentos que consumimos y el comportamiento pro-social. El análisis se realizó a distintos grupos de estudiantes, quienes eligieron sus alimentos al azar y luego se evaluaron sus formas de comportarse.
Para el análisis, 55 estudiantes universitarios probaron alimentos de los cinco sabores fundamentales: dulce, agrio, amargo, salado y picante. Además, respondieron una serie de preguntas relacionadas a sus gustos personales.
En otro experimento, se les dio un alimento dulce y otro salado; luego se les pidió que ayuden a un profesor voluntariamente. El resultado fue que los estudiantes que comieron cosas dulces presentaron mayor disposición a ayudar a comparación del otro grupo, según la web Bodyodd.


No hay comentarios.: