Enfermedades que tienen nombre de comida


La raza humana está expuesta a contraer miles de enfermedades que, regularmente se clasifican en 11 categorías principales dependiendo de cuáles sean las causas que las originan.
Hay males que han sido bautizados con nombres sencillos, mientras que otros reciben denominaciones un tanto complicadas y extrañas, al grado que llegan a ser difíciles de pronunciar; o bien, adquieren el nombre del científico o investigador que realizó su descubrimiento.
Pero, ¿habías escuchado de ciertas enfermedades cuyo nombre está relacionado con alimentos? Aunque parezca extraño existen, y el sitio listverse.com recopiló 10 de éstas que poseen denominaciones de comidas. 


1. Lesiones blueberry muffin. No se trata de pequeños pastelitos rellenos de mermelada de esta fruta que, resultan todo un deleite para el paladar. En el mundo de la medicina, blueberry muffin se refiere a lesiones en la piel que presentan bebés recién nacidos, y cuya madre enfermó de rubéola durante el embarazo. A los niños les aparecen pequeñas ronchas de color púrpura, asemejando a estos panquecitos.



 
 
2. Hígado nuez moscada. Cuando una persona padece una congestión hepática, este órgano, según los especialistas, adopta precisamente la forma y aspecto de una nuez moscada. El hígado se llena de sangre y junto con el tejido adiposo, da la sensación de estar viendo el interior de una moscada, fragmentada, a punto de deshacerse.



 
 
3. Estómago de sandía. El nombre clínico de esta enfermedad es ectasia vascular antral gástrica, aunque los médicos prefieren llamarle estómago de sandía, ya que cuando se produce una hemorragia interna en este órgano, se pueden apreciar unas franjas de color rojo más intensas que el tono del estómago, similares a las que posee la cáscara de esta fruta.



 
 
4. Oreja de coliflorSe le dice de esta manera a una deformidad que se produce en las orejas, luego de haber recibido un fuerte impacto o golpes de manera constante. Los vasos sanguíneos, que ahí se alojan, se dilatan de tal manera que el cartílago blando comienza a deformarse hasta adquirir la forma de una coliflor. Es muy común que los boxeadores, luchadores o personas que practican artes marciales presenten este problema.



 
 
5. Vesícula fresa. El nombre real del padecimiento es Colecistosis, y se refiere a la acumulación de colesterol en la vesícula. El órgano por naturaleza tiene la forma de una fresa, mientras que el colesterol se aprecia en puntos blancos, los cuales asemejan a las pequeñas semillas que se encuentran en dicha fruta.



 
 
6. Quiste de chocolate. Los ginecólogos le han dado este nombre a un tipo de quiste que puede llegar a formarse en los ovarios, el cual  tienen un color como chocolatoso debido a la cantidad de sangre que ahí se acumula. La mayoría son benignos aunque suelen provocar dolores y otras molestias durante el periodo menstrual.



 
 
7. Mancha de vino de Oporto. El nombre médico es hemangioma plano y se trata de una mancha en la piel de color rojizo oscuro, muy similar a la de esta bebida alcohólica, con la que nacen algunas personas. Conforme pasan los años, puede ir creciendo e incluso, puede aumentar de intensidad su color. Deriva de la hinchazón de los vasos sanguíneos.



 
 
8. Pericarditis pan con mantequilla. El nombre real de la enfermedad es pericarditis fibrinosa, y se trata de la inflamación del pericardio, el saco que rodea al corazón, que se produce por una infección viral o bacterial, o bien, tras haber sufrido un ataque cardiaco. Cuando los médicos retiran la bolsa pericárdica, se parece precisamente a un pan untado al 100 por ciento con mantequilla, dada su textura y color.



 
 
9. Esputo en jalea de grosella. El esputo es una secreción producida por los pulmones y los bronquios cuando una persona enferma de neumonía. Por lo regular, tiene el aspecto y color de la mermelada de este fruto.



 
 
10. Mancha café au laitCafé au lait quiere decir en español: café con leche, y se les denomina de esta manera, a unas pequeñas manchas que miden entre uno y tres centímetros y que pueden aparecen en cualquier parte del cuerpo. No son malignas, aunque si brotan varias y de dimensiones mayores, habrá que hacer estudios para descartar cualquier otro mal.





 
  

Comentarios