Páginas

jueves, 3 de noviembre de 2011

GPS para zapatos


Aunque no utiliza una red de satélites como el Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés), la tecnología desarrollada por los expertos españoles puede tener hasta 53.000 sensores conectados entre sí en una red y ubicar a personas en túneles o dentro de edificios.
Al mejor estilo del Superagente 86, investigadores en Salamanca están trabajando en un sensor que pueda ser colocado en la suela de los zapatos. De esa forma, se puede determinar la posición de una persona.
Actualmente, el dispositivo, que es del tamaño de una caja de fósforos, se puede llevar en un bolsillo y en el cinturón.
"Es una alternativa a los sistemas como el GPS en aquellos lugares donde no son capaces de funcionar adecuadamente, como interiores o espacios pequeños. Nosotros podemos conectar una ciudad entera a través de sensores, siempre y cuando la distancia entre los mismos no sea mayor de 150 metros", dijo el decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca, Juan Manuel Corchado, quien dirige el proyecto.
Se trata de n-Core Polaris, una plataforma de redes de sensores que resultó ganadora en la "Competición Internacional de Localización y Seguimiento en Interiores", que otorgó la organización europea Ambient-Assisted Living Open Association (Asociación Abierta para la Vida Asistida por el Entorno).
"El galardón se ha otorgado por la utilidad del sistema para la monitorización de personas dependientes, pero también se podría aplicar a la seguridad en industrias donde es necesario tener localizados a los trabajadores por tratarse de un entorno peligroso, como una central nuclear, o porque haya alguna amenaza y sea necesaria una evacuación", señaló en un comunicado la universidad.

De acuerdo con el experto, a los objetos se les puede poner un microchip, que al comunicarse con otros, emite información sobre su posición exacta.
La conexión entre ellos también permite que se controle el funcionamiento de sistemas por medio de redes inalámbricas.
"Si ponemos el sensor en una barrera que permite la entrada a una calle, podemos abrirla y cerrarla cuando queramos dando una orden remota a varios kilómetros de distancia", explicó Corchado.
El profesor señaló que prototipos del sistema se han estado utilizando en hospitales para supervisar a pacientes con enfermedades mentales.
"El sistema n-Core Polaris está siendo también empleado para la localización de pacientes en residencias geriátricas, impidiendo que éstos sufran accidentes al salir de las zonas donde son cuidados, así como para la automatización inteligente de sus hogares, mejorando, de este modo, su vida cotidiana y ayudando en la prevención de riesgos para su salud".
También tiene aplicaciones en diversas industrias.
"Se usan en hangares de empresas de aviación para ubicar los equipos de reparación, las máquinas, los motores de repuesto, el personal. También lo usan empresas de seguridad que tienen que controlar edificios enteros", indicó el profesor.
La plataforma desarrollada por los expertos españoles resultó ganadora entre sistemas diseñados en Alemania, Suiza, Austria, Francia y Ucrania.





No hay comentarios.: