Metidas de pata presidenciales

El presidente de Los Estados Unidos, Barack Obama y el mandatario de Francia, Nicolas Sarkozy, están protagonizando uno de los escándalos políticos más bochornosos.

Resulta que durante la cumbre del G-20 en Cannes, estos dos gobernantes a parte de compartir un "dialogo bilateral", también intercambiaron impresiones acerca del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, al que calificaron de mentiroso e insoportable.

Según lo publicado por el sitio francés Arrêt sur Images, en una conversación que sostuvieron a puertas cerradas y en supuesta privacidad, lo mandatarios declararon: "No lo soporto ni puedo ver, es un mentiroso", le dijo Sarkozy a Obama, mientras que éste le respondió "Estás harto de él, pero yo por mi parte debo tratar con él todos los días".

Estas fueron las palabras que algunos periodistas escucharon por casualidad; ya que los organizadores del evento, previo a comenzar la conferencia de prensa de Obama y Sarkozy, les entregaron a los reporteros los traductores para escuchar las intervenciones; los que fueron encendidos antes de que les dieran la orden.

Como menciona el portal de Yahoo, el corresponsal de la radio pública israelí en Francia, Gideon Kutz, quien cubrió la Cumbre del G20, declaró que los periodistas que escucharon la conversación pactaron en no hacerla pública por "corrección y para no incomodar al servicio de prensa" del Elíseo.

Además, los reporteros franceses tampoco informaron sobre lo acontecido porque se les había pedido que no encendieran los audífonos hasta que diera inicio la conferencia de prensa, por lo que la plática que escucharon, era considerada como privada, esto de acuerdo con la tradición periodística francesa.
Sin embargo, las declaraciones de Obama y Sarkozy no pudieron ser ocultadas y salieron a la luz pública.

En la misma platica que sostuvieron los mandatarios de Estados Unidos y Francia, Obama le reclamó a Sarkozy, el porque no le había informado que los franceses iban a apoyar el reconocimiento de Palestina como Estado en la UNESCO, posición con la cual Estados Unidos no estaba de acuerdo.

Con estas declaraciones del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en contra del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, al que llama "mentiroso", se duda mucho que las relaciones entre estos dos países mejoren.

Este suceso, hace recordar lo que pasó en el 2002 entre Vicente Fox y Fidel 
Castro. Cuando el entonces mandatario de México, durante la Cumbre de Naciones Unidas para el Desarrollo, le dijo al presidente cubano: "Comes y te vas", para que no coincidiera con su homólogo de Estados Unidos, George Bush. 

Comentarios