Tips para una buena jornada laboral

Sole Simond, que es editora de la revista OHLALA! y además instructora de respiración de la Fundación El Arte de Vivir, enumeró algunas claves que facilitan el trabajo diario:

- Llegá puntual: eso hará que comiences el día tranquilo y no tengas que dar explicaciones a nadie.

- Saludá a tus compañeros: date el tiempo de honrar a las personas que compartirán toda esa jornada con vos.

- Tomate un rato para desensillar: no te apures, tenete una rutina armada, quizás es prepararte un mate o dedicarle unos minutos a leer el diario, o lo que puedas hacer para no lanzarte a los problemas del día sin anestesia.



- Mantené tu espacio de trabajo ordenado: podés ir chequeando que no entre en caos y dedicarle cinco minutos a poner cada cosa en su lugar. El caos ambiental, genera caos mental.

- Tomá mucha agua: esto te obliga no sólo a ir al baño y tener que cortar tus actividades para despejarte, sino también mantiene tus órganos saludables. ¿Cuánto? No menos de 2 litros.


- Descansá la vista: para quienes estamos largas horas frente a la computadora, es ideal parpadear unas diez veces para humectar las córneas.

- Hacé una cosa por vez: no es recomendable, por ejemplo, leer mails y hablar por teléfono. Da tu 100% en cada actividad.



- Permitite un recreo: para que uno pueda ser más eficiente, necesita descansos. Quizás es irte a dar una vuelta a la manzana o cortar un rato para charlar con un compañero de trabajo.

- Comé sano y nutritivo al mediodía: evitá las carnes que te harán sentir pesado para seguir con tus actividades, pero no comas solo un yogurt con cereales, todo lo contrario, priorizá el almuerzo porque es la comida más importante del día.

- Cumplí con los horarios: 
no extiendas tu jornada laboral, respetá tus espacios de ocio, son los que luego te ayudan a estar más lúcido y entusiasta.



fuente

Comentarios