Páginas

domingo, 25 de diciembre de 2011

El periodista que metió la pata, y el tatuaje mas estúpido

Esta fanática llevó su amor por su ídolo al extremo y eligió el homenaje más permanente de todos: un gigantesco tatuaje en la frente. Las cinco grandes letras del rapero Drake le quedarán ahora grabadas para siempre en la sien...¡literalmente!
La chica, cuyo nombre no trascendió aún, se hizo el tatuaje en un estudio de Los Ángeles y se cree que habría seguido al pie de la letra un tema del rapero, que dice "tatuate mi nombre sobre tí, así se que es real".
Sin embargo, a Drake no le gustó el homenaje. El rapero canadiense quedó atónito al enterarse de la noticia y dijo que le gustaría conocer a la chica para entender "lo que le pasó". Además, criticó duramente al tatuador. "Debería perder su trabajo y no hacer tatuajes nunca más",








Un periodista norteamericano especializado en tecnología expuso sin querer una conversación sexualmente sugestiva entre él y su jefa ante miles de personas por Internet.
Según publica el diario Daily Mail, el hecho es similar a los escándalos sexuales de políticos dejados al descubierto por la red.
La conversación vía chat ponía al periodista Leo Laporte invitando a su amante y jefa, Lisa Kentzell, a ir a verlo porque estaba esperándola desnudo en la cama y con la puerta abierta.


La conversación quedó disponible para ser leída por los seguidores del periodista durante un programa de TV online cuando éste les mostraba en pantalla una nueva herramienta de Google.
El periodista ha hecho carrera como gurú tecnológico de TWIT.tv, donde explica de manera sencilla a los usuarios la mejor manera de utilizar la tecnología y la Internet. El sitio cuenta con 27 programas, y en cuatro de ellos Laporte es el presentador.
En una transmisión online, el experto trataba de explicar una nueva herramienta de Google, pero terminó mostrando en pantalla la fogosa conversación privada que había tenido con su jefa.
Además de destaparse un romance inapropiado entre compañeros de trabajo, el periodista fue cuestionado por el hecho de que es casado y con dos hijos.
En su perfil en Twitter, Laporte respondió que estaba separado hace un año.
Cuando se le preguntó por la conversación que salió al aire, dijo que él era un adulto y no candidato a la presidencia, por lo que la conversación no debía ser objeto de preocupación nacional.
Laporte, que fue comparado con Herman Cain, un precandidato a la presidencia de EE.UU. que debió abandonar sus ambiciones políticas debido a un escándalo sexual, defendió su derecho a la privacidad señalando que hay “una gran diferencia” entre un periodista de tecnología y un candidato.


No hay comentarios.: