Páginas

jueves, 26 de enero de 2012

40 nuevas especies encontradas en Surinam

Un grupo de investigadores, promovido por la organización "Conservation International", ha llevado a cabo una expedición en una de las pocas regiones de selva vírgen que aún quedan en nuestro planeta. Como resultado se han traído 40 especies que se sospecha que son nuevas para la ciencia. El grupo, formado por científicos, estudiantes y población local, ha llegado a identificar hasta 1.300 especies en la misma región.

El alto número de especies encontradas no ha representado una sorpresa para los investigadores. La zona de estudio se encuentra en la región de Kwamalasamutu, en Surinam. Tal como explican, se trata de una zona de bosque tropical virgen, completamente libre de cualquier tipo de infraestructuras. Este tipo de bosques son los ecosistemas terrestres que presentan mayor biodiversidad, y en este caso no hay ninguna construcción que afecte a las especies. Sin embargo, de no mantenerse así podría verse afectado en poco tiempo.

Entre las especies encontradas destaca la "rana cowboy"
a la que se le ha puesto este nombre ya que tiene unos pequeños "flecos" en sus patas y una estructura que recuerda a una espuela en sus patas traseras. 


Otro animal curioso es el "saltamontes crayola"un insecto con colores tan llamativos que recuerdan a los de las ceras que usan los niños para sus dibujos. Este organismo sorprende además por ser el único saltamontes que genera sustancias químicas para repeler a sus depredadores.

Algunas de estas especies se han descubierto por casualidad. Uno de los guías nativos se disponía a cocinar la cena cuando uno de los ingredientes llamó la atención de los investigadores. Se trata de un siluro o "pez gato" que cuenta con espinas de hueso en su dorso, que le sirven para protegerse de las pirañas con las que comparte hábitat.

Los prometedores resultados de esta expedición han servido para poner en marcha la declaración de la zona como Reserva Biológica. El objetivo de esta protección es doble. Por una parte, servirá para proteger la biodiversidad de la zona, promoviendo un uso sostenible de los recursos. Pero también servirá para potenciar el ecoturismo, lo que proporcionará una alternativa económica a los habitantes de la región.

Entre las especies previamente conocidas por la ciencia, en Surinam se han encontrado varios ejemplares del sapo Ceratophrys cornuta tiene una boca excepcionalmente grande, lo que permite que pueda comer presas que son cuatro veces más grandes que su cuerpo, incluidos ratones y otros sapos. Recibe el apodo de “sapo pac-man”.

En Surinam también se han hallado ejemplares de Coprophanaeus lancifer, un escarabajo cornudo que pesa 6 gramos, de color morado y azul metálico, que usa sus cuernos para combatir.

Loboscelis bacatus, que hasta ahora solo se había visto en el Amazonas peruano, es un insecto espectacular con colores verdes y rosas fluorescentes. Surinam ha demostrado ser un auténtico paraíso para los entomólogos.

Un ejemplar de la especie Thecadactylus rapicauda lame su globo ocular, debido a que sus grandes ojos con pupilas verticales elípticas no tienen párpados.

Además de las 1.300 especies halladas, en la expedición a Surinam Conservation Internacional ha encontrado en cuevas diversos petroglifos, diseños simbólicos grabados en rocas.



No hay comentarios.: