Video-juegos pornográficos


Según recuerdo, los videojuegos de mi infancia eran muy diferentes a los que ahora hipnotizan a mi hija. De entrada, funcionaban como un excelente estimulante para nuestra imaginación, que tenía que trabajar horas extra para concebir que un cuadradito azul fuera una pistola o dos palitos rojos eran un dragón.
Por otra parte, nuestros padres podían abandonarnos con tranquilidad, pues sabían que lo peor que podía enseñarnos (el Atari 2600, y más tarde el Nintendo), era cómo matar a balazos a los monstruos, animales y bandidos que se cruzaran en nuestro camino. O al menos eso creían.
Lo que nuestros ingenuos padres ignoraban, era que compañías, como Mystique, se encargaban de producir toda clase de juegos dirigidos a los espíritus libidinosos que no se conformaban con salvar a la Tierra de invasiones extraterrestres o acabar, a mano limpia, con la mitad de la población de Vietnam.
Si creías que los videojuegos de la serie Grand Theft Auto, con su glorificación del crimen y la violencia, eran lo más vil que se ha producido en materia de juegos de video, prepárate para el horror:



Custer's Revenge (La venganza de Custer)
También conocido como Westward Ho, es el más conocido de los juegos pornográficos producidos para Atari, el cual creó una enorme controversia cuando debutó el 13 de octubre de 1982. La trama es tan sencilla como lo siguiente:

El juego está inspirado en la vida del general George Armstrong Custer, un famoso oficial y capitán de caballería durante la Guerra Civil Americana. La razón de la controversia no fue el sexo per se, sino el hecho de que tu víctima era una india americana de senos grandes como el águila, que estaba amarrada a un poste (o a un cactus... ¿Ya ven por qué les dije que estos juegos estimulaban la imaginación?
Los padres de familia se inconformaron, pues a su parecer, el juego promovía la violencia sexual contra las mujeres. 











Bubble Bath Babes (Nenas del baño de burbujas)


No fue para Atari sino para Nintendo, como podrán darse cuenta por los sorprendentemente realistas gráficos de mujeres desnudas que se bañan con burbujas ("realistas" en comparación con el juego anterior, al menos). También podrán darse cuenta de que el juego es engañoso, pues obviamente los de Nintendo serían incapaces de permitir que sus licenciatarios produjeran un título tan lúbrico como éste.
El juego es una especie de Tetris, en el que apilas burbujas de los mismos colores para hacerlas reventar, y evitar que se amontonen en la pantalla y no te dejen ver a las chicas sexys computarizadas.

De premio, entre uno y otro nivel, te agasajaban con la imagen grandotota de una suripanta que retoza en un campo de flores. Además de su ropa y peinado de basura blanca, es digno de mencionar que al parecer, nuestra ninfa olvidó rasurarse las axilas, por lo que es posible ver un poco de vello azul bajo su brazo.
Es una chica atractiva, pero lo que dice es en verdad perturbador: "¡La Conejita Burbujeante quiere que revientes su burbuja ahora! ¡Apuesto a que yo puedo reventar la tuya!".


Si, te está amenazando con hacerte algo que tú tendrás que hacérselo a ella, la Conejita Burbujeante es uno de los villanos más temibles que han existido en la historia de los videojuegos. 
Vean escenas del juego:


 




via

Comentarios