Páginas

viernes, 8 de junio de 2012

10 curvilíneas y hermosas actrices de hollywood

Estas actrices no cumplen para nada con ese anoréxico modelo de belleza que exhiben en las pasarelas del mundo esas chicas que viven a agua para mantener un peso muy por debajo de lo recomendable, o atractivo. Estas actrices tienen lo suyo bien puesto, y lo muestran con orgullo. Curvas de sobra, y sensualidad desbordante. Un festival de curvas, literalmente.

Jennifer Love-Hewitt

Ella misma lo ha dicho. «De lo que más orgullosa estoy de mi cuerpo es de mis pechos». Palabra de Jennifer Love Hewitt que, hace menos de un mes, ha visto cómo a la cadena estadounidense de televisión Lifetime les parecií excesiva la cantidad de carne que mostraba en las vallas publicitarias de su nueva serie, The client list, y decidieron reducirle su desbordante 'pechonalidad' con la herramienta de moda en estos tiempos, el Photoshop. Y eso que su papel es de una madre que tiene que prostituirse para sacar adelante a su familia. La pregunta salta al instante: ¿es malo ser tan sensualmente carnal?

Eva Longoria

Es una joya para los periodistas. Por sus declaraciones picantes, su frescura y, cómo no, por sus curvas de infarto recluidas en un cuerpo chiquitín que apenas llega a 155 centímetros. Pero si, como dicen, las buenas esencias se conservan en francos pequeños, Eva Longoria guarda un tesoro cuando se enfunda en corpiños imposibles, en minoshorts, en monos diabólicos, y también en vaqueros ajustados y camisetas, como los que luce cuando pasea del brazo de su actual novio, Eduardo Cruz. Aunque también eso lo dicen de los venenos...

Jessica Alba

La actriz californiana de origen latino no fue en su juventud una chica especialmente delgada. En sus entrevistas, cuando le preguntan, siempre afirma que estaba algo acomplejada por ello. En su adolescencia su cuerpo cambió y le dejó una envidiable figura en la que destacaban, por encima de todo unas curvas de infarto que hemos visto en películas como Sin City, Machete,Los cuatro fantásticos o Inmersión letal, donde luce uno de los 20 biquinis más escalofriantemente sexis de la historia del cine. Pero pese a que ella siempre dice que está orgullosa de su cuerpo, no todos opinan lo mismo. En 2009, para el Calendario Campari, en el que Alba era la estrella absoluta, medinate Photoshop le quitaron las caderas y curvas, le editaron las rodillas y el grosor de los muslos y los brazos, y llegaron a tunear la imagen para que pareciese más alta y delgada. Y, cómo no, también le retocaron los pechos... para conseguir que pareciesen unos globos de feria.

Christina Hendricks

Su melena rojísima le ha servido para estar en la lista de las 10 pelirrojas más peligrosas de Hollywood, y su cuerpo voluptuosísimo para colarse, por derecho propio, entre las 10 actrices más sexis de la televisión actual. Con esas dos pistas es fácil saber de quién estamos hablando. Exacto, de Christina Hendricks, la actriz que ha ido a escalando, peldaño a peldaño, el trono que ocupa Jon Hamm como protagonista absoluto de la serie Mad Men. Su rotunda figura ahora es motivo de admiración, pero cuando estudiaba en su instituto de Idaho (EE.UU.), ser tan exhuberante le causó más de un problema: «Mis días de estudiante de secundaria eran sumamente infelices Tuve la peor experiencia posible. Vivía intimidada». Pero esos tiempos pasaron y, tras vivir en Italia y Nueva York, Hendricks ha aprendido a aceptarse y a lucir con sobrado orgullo sus curvas. Que son muchas...

Jennifer Lawrence

«No puedo soportar la mirada de algunas actrices que parecen pájaros». Así de segura habla una de las nuevas revelaciones de Hollywood, Jennifer Lawrence. La declaración la ha hecho hace un par de semanas a la revista de moda canadiense Flare a cuento de su figura, que está fuera de los anoréxicos cánones de belleza que impone Hollywood. Porque a sus 22 años, esta actriz nacida en Kentucky, a la que un cazatalentos descubrió hace ocho cuando paseaba por una calle de Nueva York y que se ha convertido en estrella gracias a su papel protagonista en la saga de películas Los juegos del hambre, no luce figura escuálida sino vibrante redondez. Y lo lleva con mucho orgullo...

Sofía Vergara

La última bomba sexual de la televisión estadounidense no viene del país de las barras y estrellas, sino de Barranquilla, Colombia. Y aunque su color natural de pelo es rubio (no moreno, como la conocimos gracias a la serie Modern Family) ni es especialmente delgada, ni una pansinsal y, con 40 años recién cumplidos, ya ha pasado la edad de estar en las listas de las estrellas más rutilantes. Pero desafiando a todas las convenciones sobre la belleza, Sofía Vergara es, hoy por hoy, una de las mujeres más deseadas del planeta. Sin renunciar a comer (ella confiesa que cada mañana desayuna un café con una arepa y una ración de tarta) a reír ruiosamente (lo que en Hollywood no está bien vvisto) ni a lucir esas curvas que, cuando empezó en esto del show-business le recomendaron atenuar. Gracias a Dios, Sofía Vergara no les hizo caso...

Salma Hayek

Los tiempos de las privaciones, también pasaron para la actriz mexicana nacida en Veracruz. Tras convertirse en objeto de deseo con el baile más sexual que se recuerda en el cine (el deSatanica Pandemonium en la cinta de Robert Rodríguez Abierto hasta el amanecer), la actriz descubrió que explotar su lado sexual y sus curvas no le hacían ningún mal. Casi 20 años después de aquellos contoneos sobre la mesa del club La teta enroscada con un minúsculo biquini y con una serpiente rodeándole el cuello, ahí sigue, poniendo sus curvas por bandera.

Megan Fox

Hace un par de años fue la bomba sexual de Hollywood. Lo consiguió gracias a las dos primeras películas de la saga Transformers y al filme vampírico-juvenil Jennifer's body. Eso hizo que su presencia en cualquier sarao se cotizase al alza. Ahora, después de pelearse con el directorMichael Bay y salir por la parte de atrás de Transformers, de encadenar una retahíla de películas que no alcanzaron la recaudación prevista en taquilla y de haberse casado con Brian Austin-Green, con quien espera un hijo, la estrella de Megan Fox parece que empieza a declinar. Pero no sus curvas y su mirada felina, que siguen igual de potentes.

Demi Lovato

La ex chica Disney podría haber sido otro de esos juguetes rotos de la factoría. De hecho, hace un año estuvo a punto de serlo cuando tuvo que abandonar la gira musical que realizaba conJonas Brothers para quedar ingresada en un sanatorio psiquiátrico. ¿El diagnóstico? Trastorno bipolar, problemas para controlar la ira y desórdenes alimenticios. En resumen, el fruto de la presión de ser una estrella de 18 años y tener que estar y ser perfecta cada minuto del día. El ingreso no le vino mal. Tras la rehabilitación, Demi Lovato está mucho más serena, siente menos presión y luce un aspecto mucho más saludable. «Oalá yo pudiera contar a cada chica con un desorden alimenticio o que se hace daño de algún modo que merece la pena vivir y que la vida tiene su significado. Puedes superarlo y seguir adelante», explicaba el pasado mes de abril a la revista estadounidense Seventeen. Y aunque que, aún ahora, algunos días sigue «tentada de vomitar la cena» ha decidido pasar de todo eso y mostrarse tal y como es, con sus curvas de mujer real.

América Ferrera

Todo empezó con ella y con Ana García, su personaje en la primera película que protagonizó en Hollywood, Las mujeres de verdad tienen curvas. Ese filme pasó casi inadvertido, pero fue el pistoletazo de salida para que Hollywood abriese los ojos sobre la realidad de las mujeres del mundo: que no son escobas, que no se alimentan del aire, que tienen curvas y que no pasa nada por lucirlas... Su protagonista, América Ferrera, sigue luciéndolas una década después de aquello y de haber sido Betty Suárez en la telenovela Betty, producida por otra de esas mujeres de verdad que tienen curvas: Salma Hayek.


No hay comentarios.: