10 pelirrojas de Hollywood

 Christina Hendricks

Melena rojísima. Figura rotunda. Personalidad aún más rotunda. Y un papel estelar en una de las series del momento, Mad Men,  en la queChristina Hendricks ha ido escalando, peldaño a peldaño, el trono que ocupa su protagonista absoluto, Jon Hamm. En cine, su carrera aún no ha despegado como a ella le gustaría (salvo por su participación en una de las películas del 2011, Drive), pero para 2012 y 2013 ya tiene sendos proyectos en cartera: las películas Seconds of pleasure y un filme de la directora Sally Potter que aún no tiene título.

Emma Stone

Desde que asomó su melena rojiza, allá por el año 2005, en la serie Medium, la carrera de Emma Stone ha sido un no parar. En menos de una década ha tenido, al menos, media docena de películas que podrían calificarse éxitos (Bienvenidos a Zombieland, Rumores y mentiras,Criadas y Señoras...); este verano tiene uno de esos estrenos que van a hacer temblar los cimientos de Hollywood, The amazing Spider-man, y en los dos próximos años, al menos, no le va a faltar el trabajo, con tres proyectos entre manos la película de animación The croods, Red band y Gangster Squad.

Amy Adams
La última vez que la vimos fue en Los Muppets. Pero no se deje engañar por el carácter de esta película o si ve que en los créditos de la alimibarada película Encantada su nombre está en lo más alto. Porque Amy Adams, nacida en Italia aunque de padres estadounidenses, con solo 35 años ya tiene tres candidaturas al Óscar como mejor actriz de reparto por La duda, The fightery Janebug. Entre sus proximos trabajos están En la carretera, la película basada en el libro del líder de la generación beat Jack Kerouac, y Trouble with the curve. Pero, además de esto, va a encarnar a Lois Lane en el reboot de una saga que está llamada a darle muchas alegrías: Superman.


Jaima Mays
No se deje engañar por su aspecto angelical, por su cara de no haber roto un plato ni por los estilismos de niña bien, porque Jaima Suzzete Mays es más fiera de lo que aparenta. Su papel como Emma Pillsbury en la comedia musical Glee le ha valido un Premio del Sindicato de Actores de Estados Unidos como mejor actriz de reparto y en su currículum figuran algunas de las series más recordadas de la televisión como Joey (en la que debutó), A dos metros bajo tierra, Cómo conocí a vuestra madre, Entre fantasmas, Entourage, House, Héroes, Ugly Betty, Criando malvas... En el cine aún no ha encontrado su sitio, pero todo se andará.


Allison Hannigan
Si hay una actriz de comedia que combina como ninguna otra la televisión con el cine, esa es Allison Hannigan. Es, desde 1999, uno de los rostros imprescindibles de la saga de películas American Pie y desde hace ocho temporadas es una de las estrellas de una de esas series de televisión con una legión de fieles seguidores, Cómo conocí a su madre. Y todo eso sin perder ni sus pecas ni su piel casi transparente ni su sonrisa ni esa melena rojiza tan característica que luce desde que la vimos por primera vez cuando tenía cuatro años (¡tres décadas ya!), cuando derrochaba desparpajo en anuncios de McDonald's, Six Flags o las galletas Oreo.


Isla Fisher
La actriz más desconocida de esta lista es, sin duda, la que tiene una biografía más atípica. Nació en Omán, tiene doble nacionalidad británica y australiana, fue bautizada como católica pero se convirtió al judaísmo para casarse con el actor británico Sacha Baron Cohen, con quien tiene una hija, Julieta; tiene dos libros escritos que lograron un notable éxito en Australia (Hechizada y Seducida por la fama); entre 1994 y 1997 fue la estrella de uno de los culebrones más famosos de Australia: Home and away; y, curiosamente, ha trabajado en más películas de animación doblando a personajes que en filmes de imagen real. Y, pese a todo, fue la protagonista principal de una comedia de 2010 que tuvo una relativa fama, Confesiones de una compradora compulsiva. Pero no pierdan de vista esta sonrisa y ese pelo color zanahoria porque promete.

Deborah Ann Woll
Para quien haya visto la serie True Blood (y sus fans son legión) no son necesarias las presentaciones: es Jessica Hamby. Y punto . Para los demás, esta actriz estadounidense de 26 años y larguísima y rojísima melena, es una de las actrices más prometedoras de la nueva hornada neoyorquina. Si les hacen falta pruebas aquí van siete: Little murder, Seven days in Utopia, Someday this pain will be useful to you, Catch 44, Highland Park, Ruby Sparks yMeet me in Montenegro. Son los nombres de las siete películas en las que está inmersa o tiene pendientes de estreno. Lo dicho, prometedora. Como poco...

Bonnie Wright
¿Qué quién es la belleza de la imagen? Quitéle cinco o seis años, vístala de colegiala y póngale una varita mágica en la mano. Ahora sí, ¿verdad? Sí, es Ginny Weasley, uno de los personajes más relevantes de la saga Harry Potter; el que finalmente se casa con el joven mago. Pero la carrera de esta joven actriz británica de solo 21 años no se reduce a su partipación en las películas de la saga más taquillera de la historia de Gran Bretaña. Además de participar en un montón de series inglesas en el pasado, Wright tiene pendientes de estrenar las películas The philosophers e In want of a wife, de corte clásico, basada en una novela de la escritora inglesa Jane Austen. Pero su papel más soprendente es el último que ha ejercido, el de directora del cortometraje Separate we come, separate we go, que protagoniza David Thewlis, el profesor Lupin en Harry Potter. Así todo queda en casa...

Alexandra Breckenridge
Era una pena que el cuerpazo y la melena rojiza de Alexandra Breckenridge estuvieran recluidas habitualmente tras las cámaras. Por eso le estaremos eternamente agradecidos a los directores de casting de la serie American Horror Story por haberle dado a esta actriz la oportunidad de ponerse delante de las cámaras (antes lo había hecho, aunque con menos presencia en la serie Dirt). Y ella nos lo pagó, en la primera temporada de la serie del canal estadounidense FX, elevando la temperatura y proporcionándonos algunos de los momentos más excitantes con su papel de Moira O'Hara. Hasta entonces, salvo algunos pequeños papeles, el trabajo en el cine y la televisión de Breckenridge se había desarrollado detrás de las cámaras. Como fotógrafa y, sorprendentemente, prestándole la voz a algunos personajes de la serie Padre de familia.

Debra Messing
Viéndola, no lo parece, pero Debra Messing ya tiene 44 años. Y los últimos 20, desde que debutó en la serie Policías de Nueva York, se los ha pasado frente a un objetivo. La mayoría de las veces fueron cámaras de televisión; las menos, de películas. Y eso no es ningún demérito porque Messing ha paseado su melena pelirroja por algunas de las mejores producciones para la televisión de las últimas dos décadas: Policías de Nueva York, Seinfield, Matrimonio de conveniencia, Prey, Will y Grace, Divorcio en Hollywood... La última es Smash, una serie musical que es una de las producciones revelación de la televisión estadounidense. Y cuando ésta acabe, no lo lo duden, habrá más y Messing estará en ellas. Porque, ¿quién podría resistirse al encanto de una melena pelirroja?


Comentarios