Páginas

martes, 17 de julio de 2012

5 formas estúpidas y peligrosas, de emborracharse.

Si estás aburrido y eres una persona muy arriesgada, puedes experimentar estos métodos que seguramente elevarán tu adrenalina y también te llevarán al hospital. 
La estimulación recibida al ingerir alcohol es única en su especie. Sólo este sagrado líquido puede elevar (en ocasiones, aparentemente) nuestros estados de ánimo a límites que nadie puede advertir.

Para desgracia de todos, los daños causados por su consumo excesivo es la principal restricción para que los terrícolas podamos disfrutar sin medida de deliciosos cocteles y excéntricas combinaciones que nos iluminan la mente y nos relajan casi como si estuviésemos escuchando el romper de las olas en algún nostálgico puerto.

Además del alcohol, existen otros (peligrosos) métodos que te pueden llevar por el sendero de inhóspitas sensaciones. Aunque no son recomendables, hay que reconocer que la mayoría resultan ingeniosamente estúpidos.

Snorting 
Se trata de ingerir pequeñas dosis de alcohol a través de las fosas nasales. Aquellos que lo han practicado, comentan que su efecto es instantáneo, pero que inevitablemente el alcohol de las bebidas dañan las membranas nasales.

AWOL
Es un aparato inventado en Europa con el que puedes emborracharte sin beber una sola gota de alcohol. El sistema funciona de manera sencilla: en una cavidad depositas el licor de tu elección y pronto éste comenzará a vaporizarse para que puedas inhalarlo. El beneficio del aparato, según sus creadores, es que previene el sobrepeso, ya que al no ingerir el alcohol, no existe riesgo de que la grasa termine en tu abdomen.
Absorción sublingual 
¿Puedes absorber alcohol por las membranas sublingual sin pasar el líquido? Sí. Según científicos, con las drogas más fuertes, debido a su enorme tamaño molecular, sus efectos son más eficaces cuando son administradas por este medio. El problema con el alcohol viene cuando “quema” la parte baja de la lengua por haber dejado mucho tiempo ahí el líquido.

Tampón
En Estados Unidos, un grupo de adolescentes imaginó este método que consiste en remojar tapones y colocarlos, en el caso de las mujeres, en la vagina; en el de los hombres, en el recto. Las autoridades escolares de este país estuvieron pendientes de las conductas de los alumnos, ya que, por obvias razones, el método no provoca ningún olor.

Eyeballing
 Este método, francamente idiota, puede dejar ciego al quien lo practica. Se trata de “beber” el alcohol por los ojos. Según sus practicantes, a través de los globos oculares, el alcohol llega directamente al torrente sanguíneo, cosa que es totalmente falsa. 

No hay comentarios.: