Páginas

lunes, 9 de julio de 2012

Internet, y otro Apocalipsis que no fue

Las empresas de seguridad señalaron que no existió ningún corte relevante vinculado al troyano DNS Changer. Más de 200 mil equipos corrían el riesgo de quedar offline.
Miles de usuarios temían quedarse sin conexión a Internet este lunes si su ordenador había sido infectado con el troyano DNSChanger. Los expertos en seguridad informática señalaron que el impacto fue "mínimo" y que no hubo ningún problema relevante.

Por lo tanto, la desconexión de los servidores de apoyo usados por el FBI para proteger a los usuarios del malware no causó un apagón mundial en la red como se temía.

Si bien el troyano se concentra en Europa y EEUU, América Latina estaba alerta, ya que no estaba totalmente inmune. El mapa elaborado por el sitio encargado de reportar las fallas ubicaba a Colombia, México y Argentina como los más vulnerables.

El troyano afectó principalmente a usuarios de Rusia, China, Estados Unidos y países de América Latina, de acuerdo con información preliminar de la empresa de seguridad Kaspersky. Colombia, México, Perú y Brasil fueron los países con el mayor número de computadoras infectadas. No obstante, los datos estadísticos correponden al período de enero a julio. Por lo tanto, las cifras no registran lo sucedido el lunes 9 de julio.

A parecer sólo un pequeño número de usuarios de Internet han sido afectados por el software malicioso. En los EEUU, funcionarios del FBI han estado siguiendo el número de equipos infectados. Hasta anoche, había alrededor de 41.800 en ese país, frente a 45.600 el 4 de julio. Los proveedores de servicios de Internet, comoAT&T y Time Warner Cable, indicarón que dispondrán sus propias redes de seguridad. AT&T dijo que sólo un "pequeño porcentaje" de sus clientes se vieron perjudicados.
El FBI advirtió con tiempo para evitar que esto pasara, pero se calcula que unas 250 mil computadoras aún podrían estar afectadas por el malware. La agencia creó la página web www.dcwg.org, que ayuda a los internutas a determinar si sus ordenadores podían estar entre los afectados.

Para saber si el equipo informático está infectado, los internautas pueden dirigirse a la web http://www.dns-ok.us/ y posteriormente ahttp://www.dcwg.org/detect/, donde se recomiendan formas de eliminar el troyano.

En los últimos ocho meses, el FBI ha estado funcionando los servidores de Internet como red de seguridad temporal para mantener los ordenadores infectados en línea. Los servidores fueron cerrados el domingo a la noche la noche.



Fuente

No hay comentarios.: