Páginas

lunes, 24 de septiembre de 2012

"Existió espionaje ilegal en torno a Megaupload y Kim Dotcom"

Así lo ha confirmado John Key, primer ministro de Nueva Zelanda, ordenando una nueva investigación sobre la agencia de espionaje del país The Government Communications Security Bureau. La agencia habría llevado a cabo escuchas telefónicas y vigilancia ilegales sobre Dotcom y sus trabajadores

The Government Communications Security Bureau ofrece información en Nueva Zelanda a otras agencias de inteligencia extranjeras. Según Key, actuó ilegalmente para ayudar a la policía a encontrar vínculos ilegales sobre Megaupload y sus fundadores.

Aunque el primer ministro no ha ofrecido nombres de las personas involucradas, ahora se tratará de esclarecer quién o quienes estuvieron detrás de estas actividades y hasta qué punto estaba o no involucrado Estados Unidos.

Dotcom fue acusado por los fiscales de Estados Unidos bajo la denominada operación Mega, acusando al sitio de intercambio de archivos ilegal que generaró 175 millones de dólares en activos criminales en torno a películas, música, libros y software. El hombre se enfrenta a una pena de hasta 20 años de prisión por cada uno de los cargos de crimen organizado y lavado de dinero en la acusación. Acusación donde Estados Unidos busca la extradición para un juicio en Virginia.

Nada más conocerse la declaración de Key, Dotcom ha emitido un mensaje desde su cuenta de Twitter donde podíamos leer:

Ahora soy el villano de James Bond en un thriller de suspense sobre el copyright y los políticos en el mundo real, todo orquestado con un guión de Hollywood y la Casa Blanca.
Por favor, amplíen la información sobre el caso Mega.

Las pruebas que tiene en su poder Key serán ahora analizadas por el servicio de Inteligencia y Seguridad del país con el fin de esclarecer los hechos. Mientras, el abogado de Dotcom se ha apresurado a decir que:

Queremos saber si los Estados Unidos fueron cómplices de este espionaje interno en Nueva Zelanda. Es algo que debe ser analizado e investigado, no sólo para proteger a Dotcom, sino para proteger la privacidad de todos los neozelandeses.

Y es que el propio Key habla de una investigación que esclarezca lo ocurrido. Según el primer ministro:

Espero que nuestras organizaciones de inteligencia actúen siempre dentro de la ley. Sus operaciones dependen de la confianza de los ciudadanos.


No hay comentarios.: