La fantastica montaña oscura, que no existe...

Estas imágenes mágicas crean la ilusión de una montaña fantasma en el horizonte.

El fotógrafo aventurero Roberto Bereto subió a la cumbre del monte Rocciamelone en los Alpes italianos Graianos 25 veces para poder capturar estas imágenes sorprendentes con una vista alucinante, según publica el Dailymail.

Después de descubrir el truco de luz por primera vez, el fotógrafo de 43 años, de Rivoli en Turín, se comprometió a realizar el viaje de tres horas y media con tanta frecuencia como pudiera.

Ahora ha reunido una impresionante colección de fotos de la montaña oscura en forma de pirámide, todas ellas tomadas al atardecer a 3.538 metros de altura.

En algunas ocasiones se sentía frustrado por las nubes, pero en otros logró captar el espectáculo perfecto.




Comentarios