Páginas

martes, 30 de octubre de 2012

La misteriosa "luz al final del túnel".

Los casos conocidos de experiencias al borde de la muerte por lo general siguen un patrón, aunque pueden variar ligeramente, En lo que los investigadores llaman “la experiencia crucial”, el momento en que los pacientes se dan cuenta de que la muerte es inminente, experimentan la sensación de flotar por encima de sus cuerpos con un sentimiento de paz y gozo pronunciados.

Pueden ver u oír lo que sucede en ese momento en torno a sus cuerpos aparentemente sin vida.

La mayoría entran en un túnel oscuro y son impulsados rápidamente hacia una luz increíblemente brillante y acogedora, luego surgen ante la presencia amorosa de un ser “inmaterial”, que puede ser una figura religiosa, como Jesucristo.

Los niños pequeños suelen describir a “una señora” que los saluda. El ser luminoso puede invitar a los individuos a revisar los acontecimientos de su vida, juzgándolos desde un “alto nivel” de comprensión.

Se los conduce hacia un jardín, donde pueden visitar a los amigos muertos, quienes a veces les revelan detalle sobre su futuro en la Tierra. Se les pide, o bien lo deciden por sí mismos, regresar con los vivos, lo que a menudo hacen con desaliento, para afrontar el trauma y el dolor de recuperarse de una crisis física.

Sea cual fuere la causa, los efectos son profundos, La mayoría de los pacientes dejan de temer a la muerte, convencidos de que sobrevivirán a las fragilidades del cuerpo.

Quienes carecían de sentimientos religiosos intensos ven cambiar sus valores de los materialista a lo espiritual, en una vida plena como anticipación de una vida después de la muerte.






No hay comentarios.: