Salta a la fama una nueva modelo que es hombre, o viceversa...¡que se yo!

Stav Strashko nació en 1992 y es ucraniano, aunque desde los dos años vive en Israel. 

Lleva trabajando en el mundo de la moda un año y medio y está consiguiendo ser reconocido por su evidente androginia. Lo descubrió un estilista por las calles de Tel Aviv cuando tenía 17 años. 

Stav Strashko, que trabaja en una cafetería para poder llegar a fin de mes, se ha hecho más famoso gracias a un anuncio de Toyota Japón. En él, aparece andando de espaldas con una braguita roja. En un primer plano vemos a una chica rubia y despampanante que anda con gracia. Cuando llega a su coche, se da la vuelta y sorpresa: es un chico. 

Un hombre como todos. Quiere ser actor y modelo, vivir en Nueva York y tener una familia e hijos. En una entrevista concedida a la revista «Candy» cuenta su experiencia con la androginia. «Me di cuenta de que podía parecer una mujer cuando comencé a trabajar como modelo y no paraban de ponerme ropa de chicas», explica. Pero también se recuerda de pequeño jugando con el maquillaje de su madre y con una época rock adolescente en la que utilizaba lápiz de ojos negro. «Ya me he acostumbrado a que la gente me confunda con una mujer, aunque muchos se dan cuenta al momento de que no lo soy», dice Strashko.

Se siente a gusto con la ropa de mujer, de hecho le gusta vestir con ella porque encuentra más opciones en las tiendas. Tiene novio y nunca ha pensado en cambiarse de género porque afirma sentirse muy cómodo con su cuerpo tal y como es.

Por ahora se dedica a la publicidad, videos musicales y algún que otro editorial para revistas de moda. Le falta el salto definitivo a la pasarela para terminar de cumplir su sueño.


Comentarios