El interesante misterio de la llama que no se apaga nunca.

En la base de una cascada profunda,  en los bosques del estado de Nueva York, arde una llama eterna. 
Una pequeña gruta entre las capas de esquisto, protege este fuego que no se apaga jamás...

A pesar de que brilla intensamente durante todo el año, se sabe que irradia mucha mas luz y calor en una específica noche de verano que en cualquier otro momento en el calendario. Entonces, se dice que las hadas ...

No, no... espera. No es exactamente así. 
A pesar de que sería genial creer que esta llama es eterna y que atrae a Campanita y el resto de sus hadas amigas, lo cierto es que se trata de un fenómeno natural. De hecho, la llama no arde eternamente,  de vez en cuando necesita una mano amiga.

El área alrededor de la cascada tiene un aroma diferente al bosque circundante. Es gas natural, que se filtra a través de las capas de esquisto. La mayoría se disipa en el aire, pero una parte del gas, encerrado por la gruta, se concentra lo suficiente para arder. Se dice que es el único lugar en el mundo donde a través del agua de una cascada, se puede ver una llama (a veces dos o tres) de hasta ocho pulgadas de altura.

Eternal Flame on the Creek Falls Shale está escondido en el interior delChestnut Ridge Park todo en el medio de un bosque de una gran belleza. Es el hogar de algunas de las especies de la flora,  más raras de los Estados Unidos. 

Los visitantes, a veces,  tienen que darle una mano de ayuda a la llama y volverla a encender. Por razones obvias, cuando el flujo de agua es demasiado fuerte, la llama se apagaga, lo mismo ocurre cuando hay demasiado viento. Sin embargo, para quienes tienen la suerte de ver este fenómeno natural extraordinario, este lugar tiene una magia propia.


Comentarios