Páginas

jueves, 13 de diciembre de 2012

El fraude de los repelentes ultrasónicos, para mosquitos.

Sonaba muy bien. No más lociones, gases, humo o periódicos. Todo lo que necesitan, les dijeron a los oyentes de Band FM, en Brasil, es prender la radio.

En ella sonaba un tono de alta frecuencia, de 15 kilohertz. 

Inaudible para la mayoría de los seres humanos, pero se suponía que el tono repelía a los mosquitos y evitaba las picaduras.

Sonaba muy bien. No más lociones, gases, humo o periódicos. Todo lo que necesitan, les dijeron a los oyentes de Band FM, en Brasil, es prender la radio.

En ella sonaba un tono de alta frecuencia, de 15 kilohertz. Inaudible para la mayoría de los seres humanos, se suponía que el tono repelía a los mosquitos y evitaba las picaduras.

Band FM no es la primera ni única estación que transmite frecuencias que supuestamente repelen a los molestos insectos. Y tampoco fue la única idea que tuvo repercusión.

No solo la radio
Incluso más populares son los aparatos que emiten ultrasonido, llamados "repelentes" en muchos países.

En 2005, la revista británica Holiday Which? probó cinco de estos dispositivos para repeler mosquitos y los describió como una "alarmante pérdida de dinero" que "debería ser retirada del mercado".

Uno de ellos, el Lovebug, fue resaltado como particulamente peligroso, porque está diseñado para colgarse en los coches de los bebés.

El Lovebug todavía está disponible en mercados europeos, aunque fue retirado en EE.UU. después de que su fabricante fuera sancionado por la Comisión Federal de Comercio.

En un comunicado, el presidente de la compañía, Kelly McConnell, dijo  que Lovebug "todavía se usa de exitosamente en todo el mundo".

"Los testimonios de nuestros clientes con Lovebug son la prueba más clara de la eficacia de nuestro producto".

Uno de los últimos productos que vienen equipados con ultrasonido es un aire acondicionado de la coreana LG. Salió al mercado en Indonesia en 2009 y acaba de ser lanzado en Nigeria, después de pruebas de laboratorio.

La compañía afirma que las pruebas demuestran que el "anti-mosquito" de aire acondicionado repele "en promedio el 64% de los transmisores de la malaria dentro de 24 horas y el 82% (de los mosquitos) en general."

Un vocero de la compañía dijo que el aire acondicionado usa una frecuencia de entre 30 a 100 kilohertz.

Pero Knols dice que imposible saber si el producto funciona sin información adicional sobre las evaluaciones que le hicieron.

"Se sabe que los aires acondicionados, por el flujo de aire que producen, secan a los insectos y los matan", dice. "Así que ¿qué hay de nuevo con el sonido?", se preguntó.

La supuesta tecnología también ha llegado a los teléfonos, que se venden con esa característica o pueden ser adaptados por medio de aplicaciones. Hoy se venden miles de programas que producen ultrasonido, uno de las cuales, Anti-Mosquito - Sonic Repeller, fue objeto de un video que Knols publicó en internet en el que se demuestra que no sirve.

¿Hora de que respondan?
La idea de que el ultrasonido ahuyenta a los mosquitos existe hace 40 años.

La frecuencia del aleteo de la libélula no es la única razón que se ha planteado para la tecnología. A veces se dice que la señal ultrasónica replica el sonido del mosquito macho, quien es evitado por los mosquitos hembra que por lo general, después aparearse, huyen de ellos.

Knols señala que esta explicación, por su propia lógica, tampoco funciona, porque los mosquitos macho sólo producen un sonido de 700 hertz, muy por debajo de una frecuencia del ultrasonido. De hecho, se cree que los mosquitos hembra tienen una sensibilidad muy débil al sonido en general.

El entomólogo ha sugerido que se revoque el León de Cannes y le den el premio de Band FM al que quedó segundo.

Pero en un comunicado, Terry Savage, presidente ejecutivo de los Leones de Cannes, dijo que la cientificidad de la campaña es un asunto de la agencia que ganó el premio, Talent, y el regulador de publicidad de Brasil.

Talent -que en parte es propiedad de Publicis Groupe, la compañía matriz de Publicis EE.UU., donde uno de los jueces de los Leones de Cannes, Bob Moore, es director creativo- se negó a hacer comentarios.

El organismo autorregulador de anunciantes brasileños, Conar, dijo que sus miembros se encuentran actualmente deliberando sobre si la campaña violó el código de práctica de la industria.

Un portavoz de Band FM, por su parte, dijo que no tenía ninguna responsabilidad en verificar si la señal que emite realmente tiene algún efecto en los mosquitos.




No hay comentarios.: