Xkuty, la bicicleta sin pedales.

Los coches y las motos han ido transformando las ciudades en autopistas de asfalto. Ruido. Humo. Velocidad. El modelo no se sostiene. Desde hace años la movilidad urbana está buscando una forma de reconciliarse con las calles y parece que la fórmula no tiene mucho misterio. Es una remezcla de pasado y futuro. Recuperar un vehículo como la bici y, a la vez, incorporar la tecnología actual y todo su potencial.

Esta es la propuesta que hace un grupo de alicantinos y un par de asturianos para que la movilidad sea más limpia, más cómoda y más económica que conducir un coche o una moto. La compañía, Electric Mobility Company ha creado una bici eléctrica sin pedales para desplazamientos por la ciudad.

El vehículo, llamado Xkuty, es totalmente asistido. No hay que hacer ningún esfuerzo para conducirlo. Aun así lo califican de bici porque no necesita gasolina y apenas contamina. Tampoco hace ruido ni emite humos. Uno de sus fundadores, Carlos Felipe, destaca que no necesita libro de instrucciones ni mantenimiento: “El motor dura 20 años y la batería unos 2 años o 10.000 kilómetros. Te olvidas del taller”.


Los primeros modelos, que saldrán al mercado el próximo mes de marzo, tendrán una batería que permitirá desplazamientos de unos 50 kilómetros. Pero, según Felipe, “la autonomía es cada vez mayor. Los fabricantes están lanzando baterías mejores constantemente y eso hará que la autonomía vaya creciendo”.


Xkuty se recarga mediante un enchufe de corriente eléctrica y, además, cuenta con una placa fotovoltaica para cargar la bici con energía solar. “España es un país con muchas horas de sol al año. Tenemos que aprovechar este recurso para que sean lo más ecológicas posible”. Y esto les ha llevado a un siguiente objetivo: “Queremos desarrollar parkings solares en la ciudad”.

La velocidad máxima es de unos 45 kilómetros por hora y la “velocidad óptima”, de acuerdo con el alicantino, “de unos 30 o 40 kilómetros por hora”.


La normativa europea considera a este tipo de vehículo como un ciclomotor y, por eso, el conductor tendrá que disponer de carné L1 y tener más de 15 años.

El precio de una Xkuty ronda los 2.800 euros. “Todos los componentes son de máxima calidad”, explica el responsable de operaciones, Emilio Pastor. “Hemos ido buscando las piezas por todo el mundo para asegurarnos de que sean las mejores de su categoría”.

Las bicis eléctricas se venderán en distribuidores autorizados, en la web de la marca y en contenedores de barcos habilitados como puntos de venta y alquiler. Ese tipo de espacios se utiliza mucho, como local y vivienda, en zonas costeras y países como Holanda.

Carlos Felipe destaca que estas bicis se podrán personalizar con distintos colores y estampados porque, según dice, es una de las peticiones más frecuentes.


Comentarios