Como encontrar agua en una isla desierta.

Este es uno de esos manuales improbables, pero no imposibles, porque nunca sabemos que nos puede llegar a ocurrir. No necesariamente hay que naufragar para encontrarnos en una situación donde tengamos urgencias en encontrar agua para sobrevivir, y esta información, puede eventualmente llegar a ser útil, aunque espero que no la necesites nunca.

Localiza platanares
Corta el árbol a 30 cm del suelo y extrae el centro, para formar un cuenco. La humedad contenida en las raíces rezumará y llenará el hueco que has practicado.

Dirígete a las montañas
Una isla que parece estéril en la costa puede tener un interior montañoso. Sigue el rastro de la vegetación para encontrar agua.

Ponte a cazar peces
El área alrededor de los ojos y la espina dorsal de un pescado contiene líquido que puedes beber. Chupa los ojos y rompe la espina dorsal.

Recolecta agua
Un cuenco, un casco, un plato y también una balsa salvavidas sirven para obtener agua en superficies de condensación durante la noche.

Recupera el rocío
Anuda trapos a tu tobillo y camina por el follaje al amanecer; después, puedes exprimir la tela y almacenar el líquido procedente del rocío.

Agua mortal
Beber agua del mar no es una buena idea, porque su alto contenido en sal se puede depositar en los riñones e impedir que depuren la sangre.
Si no hay agua dulce, bebe solo un poco de agua marina como último recurso: a las 24 horas de insuficiencia renal tendrás visiones, y poco después morirás.

El agua de lluvia se puede beber si el recipiente está limpio y el agua no se estanca; cualquier agua estancada es un cultivo de bacterias.
La carne de pescado tiene líquidos, pero su proteína requiere agua para digerirla; mejor exprime el pez en una tela, para extraer el líquido y poder beberlo.

No recorras grandes distancias ni gastes demasiada energía en caminatas largas, a menos que tengas la relativa seguridad de encontrar agua en tus exploraciones.


Comentarios