El mural de 52 metros de altura en homenaje a Oscar Niemeyer.

Eduardo Kobra, el artista callejero originario de Brasil, se ha encargado de concebir un mural de enormes proporciones en tributo al fallecido arquitecto y genio Oscar Niemeyer. Ubicado en el costado lateral de un rascacielos sobre la Avenida Paulista en Sao Paulo. Esta belleza posee una altura de más de 52 metros, mostrando en una propuesta policrómatica el rostro inconfundible del maestro.

Niemeyer, quién falleciera apenas en diciembre del año pasado, a la edad de 104 años de edad, es una de las pérdidas más sensibles del mundo del arte en los últimos tiempo. Pensando en ello Eduardo Kobra concibió el boceto de su obra, como un homenaje al genio, comenzando a pintarlo el pasado 14 de enero, con la valiosa colaboración de otros cuatro artistas quienes han aportado su toque a la gama de matices con conforman el colosal mural, el cuál pudo ser terminado en tan sólo dos semanas, con un resultado lleno de color e hiperrealismo.

El ancho del mural es de 16 metros de longitud, espacio que es aprovechado con precisión y estilo, para cubrir la totalidad de la fachada del edificio en el lado que ha sido cedido para homenajear al gran arquitecto en una de la venas más transitadas de la ciudad, de tal manera que está destinado a convertirse en un punto de referencia para todos los visitantes a la localidad.

Anteriormente, poco antes y después de su triste fallecimiento, en Monkeyzen hemos hablado un poco de la vida y obra de este genial autor, resaltando la belleza casi fantasiosa de su obra arquitectónica, destacando algunas construcciones emblemáticas de su país natal, tales como la Catedral de Brasilia, el Palacio de Planalto y el Palácio da Alvorada, entre muchas otras que no sólo ubicaron a Brasil dentro del mapa, sino que generaron un auténtico legado digno de orgullo que sobrevivirá a muchas generaciones.

Niemeyer ha encontrado su verdadera trascendencia más allá de su obra en la forma en que ha marcado a sus colegas, sus contemporaneos y todos aquellos que están por venir. Para reinventar su arte y encontrar nuevos caminos.










Comentarios