Páginas

martes, 5 de febrero de 2013

Ponen a la venta "agua de niebla".

La lógica es sencilla. Si exprimes una naranja, sale zumo. Si exprimes una nube, sale agua. Hasta ahí, nada sorprende. Lo insólito es que alguien haya exprimido, realmente, unas nubes. Y lo han hecho. Theo Hernando y Ricardo Gil han extraído agua mediante unos captadores de niebla, rocío y precipitaciones.

Estos dos canarios, desde su empresa Montes Verdes Ingeniería Agraria, rescatan del cielo esas minúsculas gotas que forman las nubes y la niebla, y quedan flotando en el aire sin llegar a caer al suelo.

El agua está ya a la venta. Viene guardada en una botella azul (sin burbujas) y una botella transparente (ligeramente gasificada). El packaging, la marca y el etiquetado es del estudio de diseño Dos cuartos.

La bebida, que entra en la categoría de agua potable preparada, se comercializa en espacios gourmet, cruceros y hostelería.


No hay comentarios.: